foto_columna_Cristi%C3%A1n_Bustos_web.jpg
foto_columna_Cristi%C3%A1n_Bustos_web.jpg

Una mala reforma

12 / 04 / 16

Seguimos preocupados. Lamentablemente, nada cambió durante la tramitación legislativa de la Reforma Laboral. Por el contrario, se sigue favoreciendo un desequilibrio de poderes al interior de las empresas, limitando los derechos de los empleadores y también de los trabajadores, en especial su libertad de sindicalización.

El proyecto de ley siempre ha evidenciado dos graves debilidades: se basa en un diagnóstico errado –que desconoce la realidad de los distintos sectores productivos y reduce la relación entre empleadores y trabajadores sólo al conflicto– y no considera

su impacto en el crecimiento económico, suponiendo erróneamente que la sostenibilidad de las empresas es una condición que no se ve afectada por modificaciones al marco regulatorio.Como gremio estamos analizando en detalle el impacto real que tendría la reforma laboral en la economía y lo mismo haremos a nivel sectorial, dado que es sumamente relevante que nuestros legisladores y autoridades se sensibilicen de lo inadecuada de esta política pública.

Si bien coincidimos que Chile necesita una reforma laboral, no es esta reforma la correcta. Se debe impulsar una que junto con proteger los derechos de los trabajadores, amplíe el mercado del trabajo como herramienta básica para la superación de la pobreza, y facilite la incorporación al mundo laboral de adultos mayores, mujeres y jóvenes. Ese es el real desafío que tenemos como país.

Apelamos a la responsabilidad de nuestros legisladores para que finalmente el país cuente con una legislación laboral moderna, equilibrada y que apoye el crecimiento económico, condición necesaria para el desarrollo de las personas y del país.

Cristián Bustos Sanhueza

Presidente CChC Arica