Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG
Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG

Un adiós a un amigo

25 / 09 / 21

Por Andrés Angulo

Publicada el 25 de septiembre 2021 en el Diario Austral Osorno

Los constructores construyen; valga la redundancia. Son los profesionales que hacen realidad, que materializan las diferentes ideas y anhelos de personas o instituciones. Son los profesionales del terreno, del día a día, de la obra de construcción. De hecho, es normal que en sus currículos figuren los metros cuadrados edificados, debidamente certificados por diferentes entidades tanto públicas como privadas, como garantía de seriedad y experiencia.

Sin embargo, hay constructores que construyen más allá de los espacios físicos de la obra y proyectan su quehacer al espacio social y al espacio gremial. Espacio de iguales que abarca desde la solidaridad hasta el más especializado perfeccionamiento técnico.

Este es el caso de nuestro querido Javier Ramírez Vergara, quien hace 25 años junto a otros 22 profesionales de esta ciudad un 3 de mayo de 1996, fundaron la sede Osorno de la Cámara Chilena de la Construcción. Espacio gremial multidisciplinario que, gracias al trabajo permanente de personas como Javier, ha llegado a ocupar un lugar de respeto y reconocimiento en nuestra comunidad osornina.

Fue siempre un socio activo, participante, pero por, sobre todo, convocante. Desde ese primer día, tuvimos el privilegio de contar con su visión de hombre íntegro, sencillo, humano, servicial, humilde, firme, flexible y cariñoso. Si bien evitaba asumir cargos gremiales, nunca dejó de estar presente activamente.

Con ese espíritu de cariño y mucha alegría, hubo un cargo que no dudo en asumir, presidir la comisión que tenía a su cargo organizar las actividades de nuestro aniversario número 20, el año 2016. Evento que, por cierto, fue todo un éxito.

Durante el periodo 2018 – 2020 asumió la vicepresidencia de gestión, bajo la segunda presidencia de Alicia Vesperinas, donde además patentó una actividad de camaradería que llevaba y llevará su nombre; “los desjueves de Javier”, cuyo fin era relevar el espíritu cámara a su esencia más pura. Tanto fue así, que, durante la pandemia, fue una de las pocas actividades que congregó a los socios de manera virtual, pasando a llamarse el Café del Socio Virtual, una instancia de acompañamiento y contención.

Hoy nos toca despedir a un socio fundador con el compromiso de asumir su legado reconociendo el honor y privilegio de haber contado con su participación compañía y amistad haciéndonos cargo de su generoso aporte a nuestra querida Cámara Chilena de la Construcción Regional Osorno.