Ariel_Larenas_25.jpg
Ariel_Larenas_25.jpg

Tiempo de balances

22 / 12 / 15

Vivimos los últimos días de este año 2015 y surgen de forma natural las evaluaciones, a las que nos sumamos como gremio, siguiendo nuestra senda de realizar un trabajo reflexivo y pertinente con el acontecer.

En este sentido, este último año nos ha dejado interesantes tareas y desafíos, donde destaca la conformación de la representación local del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), que ha convocado a diferentes actores del quehacer local. Dicha instancia centra su atención en la inversión en infraestructura en la provincia de Ñuble con el propósito de contribuir a la identificación de los requerimientos de la zona y la modernización de la política pública, tomando en cuenta aspectos como el desarrollo sustentable y la competitividad. Ya está conformada su directiva y ahora avanzamos en la definición de los principales lineamientos de trabajo.

Siguiendo con el desarrollo de nuevas iniciativas, se encuentra la creación de la Comisión de Urbanismo, que busca entregar una visión certera en torno a los diferentes instrumentos de planificación presentes en las comunas de Ñuble, aportando en sus diferentes etapas de análisis y actualización con una mirada técnica que tenga como norte una mejor calidad de vida para todos los habitantes. Ha vivido sus primeras reuniones y espera el próximo año llevar adelante un interesante plan de trabajo que implique un constante diálogo con los representantes de la zona.

Al mismo tiempo, desde la premisa de hacernos partícipes de los grandes temas que concentran la atención de la comunidad, hemos seguido con atención la contaminación ambiental que se genera en los meses de invierno en la intercomuna, sumándonos al análisis del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA), que cumplirá un rol clave el próximo año en torno a esta materia.

A su vez, entendiendo que la sensibilización y el compromiso de todos es fundamental para afrontar este tema participamos de la campaña “Nuevo Aire”, que fue difundida a través de este medio, centrando nuestro aporte en profundizar el concepto de eficiencia energética en la construcción, tomando en cuenta que es un área fundamental para optimizar los usos de la energía dentro de los hogares y lograr la correcta utilización de los sistemas de calefacción para disminuir las emisiones contaminantes.

Otro eje fundamental de este tiempo han sido los proyectos sociales, que han ratificado nuestro compromiso como gremio. En este sentido, una mención especial alcanza la primera versión del Programa Cimientos, que buscó la reinserción social para infractores de ley a través de un proceso de preparación en torno a oficios de la construcción. De esta manera, abordamos un tema tan relevante como es la generación de oportunidades, donde nuestras empresas socias cumplieron un rol importante al generar los esperados espacios laborales para todos los participantes.

Grandes acciones que establecen importantes proyecciones para el año que viene, en el que buscaremos seguir trabajando por el crecimiento de nuestra zona, el beneficio de los trabajadores y sus familias junto al fortalecimiento del sector construcción. Sabemos que no será un año sencillo, en el que deberá primar la prudencia ante un escenario económico discreto.

Sin embargo, no puedo cerrar este mensaje sin entregar, a nombre de la Cámara Chilena de la Construcción Chillán, los mejores deseos para cada uno de los habitantes de Ñuble en estas significativas fiestas. Que este sea un tiempo de alegría y esperanza para todos, proyectando un 2016 lleno de expectativas y nuevos desafíos.

Ariel Larenas del Valle

Presidente CChC Chillán