Fernando_V%C3%A1squez_M.2.JPG
Fernando_V%C3%A1squez_M.2.JPG

Sobre el Pago a 30 días

09 / 09 / 22

Hace un poco más de tres años entró en vigencia la Ley de Pago a 30 Días, normativa relevante, ya que fue creada con el espíritu de buscar un pago oportuno de las facturas por parte de las empresas a sus proveedores. Su implementación fue gradual y ya con unos años de camino recorrido creemos que uno de los grandes desafíos que ha planteado este texto legal es la necesidad de fortalecer las buenas prácticas entre mandante - contratista, tanto en el sector público como en el privado.

El problema que hemos visto es que las empresas más grandes, por su posición dominante, han generado algunos vicios con respecto a los pagos para las más pequeñas. ¿Dónde ocurren las complicaciones? Los pagos son realizados 30 días después de que se emite la factura, sin embargo, hemos detectado que esta emisión en algunas ocasiones se dilata haciendo tardar el proceso hasta en dos meses, lo que genera complicaciones, sobre todo para las Pymes y Mipymes que también deben cumplir sus obligaciones. Otra dificultad que se ha descubierto está relacionada con los casos excepcionales. La Ley indica que, en casos excepcionales, las partes podrán establecer de común acuerdo un plazo que supere los 30 días para el pago, siempre que dicho acuerdo conste por escrito, sea firmado por quienes concurran a él y no constituya abuso para el acreedor. A veces se llega a esos acuerdos, pero no siempre estamos seguros de que la posición dominante del mandante no haya generado una mayor influencia de lo debido a la hora de firmar.

Desde la sede Valdivia de la Cámara Chilena de la Construcción estamos atentos a este tema y a generar instancias para fortalecer las buenas prácticas entre los mandantes y los contratistas. También hemos tenido reuniones con parlamentarios de la zona, a quienes hemos planteado nuestras inquietudes y la necesidad de hacer una revisión del funcionamiento de esta ley.

Teniendo en cuenta este contexto, invitamos a las empresas del rubro de la construcción, y también a aquellas de otros sectores en forma transversal, a reflexionar sobre sus prácticas relacionadas con la atención de sus obligaciones con las empresas de menor tamaño, teniendo en cuenta que la Ley de 30 Días es un cuerpo legal que fue esperado por las pymes desde hace muchos años, y que, al final del día, nos beneficia a todos.

Fernando Vásquez Mardones

Presidente CChC sede Valdivia