Alfonso_S%C3%A1nchez_web.JPG
Alfonso_S%C3%A1nchez_web.JPG

REDUCCIÓN DE JORNADA LABORAL: INICIATIVA QUE AÚN SE DEBE REVISAR

27 / 09 / 19

Para nadie es indiferente la importancia que cada vez más se entrega a la calidad de vida de las personas. Nuestra misión así lo consigna, pero agrega como marco el hecho de siempre estar comprometidos con el desarrollo de la industria.

Y enfocados en esto nos hemos detenido a revisar el Proyecto de Reducción de Jornada Laboral, una iniciativa a atender, pero sin descuidar el aumento de los costos laborales, que no es neutral y podría impactar fuertemente en el desarrollo del país.

Estamos de acuerdo en que la flexibilidad se alinea con los avances en la calidad de vida y productividad. Sin embargo, este tipo de cambios requiere también análisis sobre los impactos que va a generar, de manera que haya un debate que considere todos sus efectos y se propicie una política pública adecuada a la actual situación del país.

Sabemos que en países nórdicos (en su mayoría socialdemócratas) tienen sistemas altamente flexibles. Pero no tenemos su cultura ni su nivel de desarrollo.

El proyecto original del gobierno propicia los acuerdos entre las partes y estamos muy de acuerdo con eso. Pero hay temas que son necesarios definir, como las jornadas excepcionales. No debemos olvidar que fue la autorización de jornadas excepcionales a las faenas mineras de la zona, las que generaron el escenario propicio para los turnos 7x7.

Y todos conocemos el nefasto efecto que este ha provocado en la economía de nuestra ciudad.

Constitucionalmente también hay que revisar el proyecto, ya que es de iniciativa de legisladores(as), y todo cambio que impacte el presupuesto de la nación es de iniciativa exclusiva del Poder Ejecutivo (

Finalmente, aunque no menos importante, hay que revisar si podría existir también vicio de inconstitucionalidad respecto del sector privado, al ser expropiatorio en cuanto a que genera un aumento de costos de contratación vía ley, lo que es facultad exclusiva del Estado.

Como CChC estamos de acuerdo con la flexibilidad, que además permite integrar a la fuerza laboral a grupos hoy subrepresentados. Pero nuestro llamado es a legislar con un análisis serio de beneficios y consecuencias que podría provocar a la economía del país.