presidente_Luis_Herrera_Thomas_2_-_para_web_12.JPG
presidente_Luis_Herrera_Thomas_2_-_para_web_12.JPG

¿Qué queremos?

23 / 02 / 21

Al conversar con los ariqueños es común lamentarse que en la región no exista una industria turística consolidada y pujante, considerando que existen atractivos de sobra, como las momias de la Cultura Chinchorro, extensas playas o la belleza del altiplano, entre otras (sin considerar el actual escenario marcado por el Covid).

Incluso la Estrategia de Desarrollo Regional nos reafirma como turística, logística y agrícola; a lo anterior se agrega que la encuesta elaborada por el Consejo Urbano, en septiembre de 2019, arrojó que la gran mayoría de la población proyecta y sueña a Arica como una “ciudad turística”, con enfoque en lo patrimonial.

Curiosamente cada vez que se anuncia o proyecta alguna inversión importante aparecen las voces de siempre, de quienes no quieren nada y que objetan todo; de aquellos que inventan enemigos anónimos que “vienen a aprovecharse de los ariqueños y parinacotenses”; para así atribuirse la defensa de la comunidad y patrimonio local; algunos claramente buscando un cargo político.

En tanto, nuestros grandes atractivos siguen a la deriva, desprotegidos, sucios, convertidos en basurales o baños públicos; lo anterior porque el Estado no tiene la capacidad de mantenerlos, cualidad que sí tiene el privado a través de diversos mecanismos.

Lamentablemente, aunque duela y moleste, el desarrollo va asociado a un componente de costo-oportunidad-beneficio, es decir, si queremos más inversión turística hay que construir planificadamente una infraestructura (mundo público) que significa intervenir el entorno, lo que permitirá la llegada de nuevos emprendimientos privados (grandes y pequeños) con hoteles, resorts, restaurantes y cafeterías las cuales generarán puestos de trabajo permanentes (recordar que por cada peso que pone el Estado, el particular pone 3).

Es hora de ser honestos y sincerarnos; saber y admitir que toda intervención tiene un precio; y si no somos turísticos ¿deberemos ser mineros?, ¿qué queremos realmente? porque Arica y Parinacota lo construimos con todos.

Luis Herrera Thomas

Presidente CChC Arica