Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG
Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG

Planificación Urbana

15 / 01 / 22

Por Andrés Angulo, presidente CChC Osorno

Entendemos como planificación, planeación o planteamiento, al proceso de toma de decisiones para alcanzar un futuro deseado.

El planeamiento urbanístico o planificación urbana es el conjunto de instrumentos técnicos y normativos que se redactan para ordenar el uso del suelo y regular las condiciones para su transformación o, en su caso, conservación. Nuestra normativa define la Planificación Urbana, como el proceso que se efectúa para orientar y regular el desarrollo de los centros urbanos en función de una política nacional, regional y comunal de desarrollo socioeconómico, sustentable.

La arquitecta Nora Libertun del MIT, propone los siguientes 5 principios en pro de un enfoque sustentable

1. Entender a los servicios urbanos como partes de un circuito integrado.

Los servicios urbanos, como el agua potable, la electricidad y el transporte público, entre otros, deben ser concebidos como un circuito único y no como la suma de sus partes mediante la infraestructura que tiene cada uno.

2. Alinear los incentivos económicos con los beneficios ambientales

En las ciudades, es bastante común encontrar sitios urbanizados, pero en desuso. El diseño de proyectos que hacen posible reutilizar estos espacios, debe ser una práctica que se debe premiar en vez de prohibir y multar.

3. Comprender que la sustentabilidad es incluyente

El constante aumento de la población trae consigo una mayor demanda de servicios urbanos que los gobiernos no proporcionan, dando paso a la creación de servicios informales. La sustentabilidad no se puede alcanzar si parte de la población queda marginada del acceso a servicios.

4. Incluir a la sociedad civil en la protección del medioambiente

La recuperación y conservación de recursos naturales por parte de sus habitantes y la reconversión de espacios subutilizados para uso comunitario. La participación en la gestión, uso y mantención de esta iniciativa genera apropiación garantizando su buen uso y cuidado.

5. Fomentar el intercambio de conocimiento entre ciudades

A medida que las ciudades se desarrollan, surgen nuevos desafíos que pueden ser ambientales, culturales, de diseño, gestión, etc. Por este motivo, se ve como una oportunidad que las ciudades compartan sus experiencias, y por ende aprendizajes, para superar los desafíos que pueden tener puntos en común.