Jorge_Gonzalez_2022.JPG
Jorge_Gonzalez_2022.JPG

¿Para qué se necesita una Constitución Política?

16 / 05 / 22

La pregunta planteada en el título, aunque válida, despierta resistencia por su sola formulación. Y ello obedece a que hemos logrado cimentar sociedades en las que se ha demostrado que la mejor forma de consagrar derechos fundamentales y distribuir poder y competencias estatales es a través de una Constitución Política.

En dichos cuerpos normativos, escritos o no, reside la separación de los poderes del Estado y la distribución territorial de la soberanía del Estado, y, durante el siglo XX y parte del actual, fueron paulatinamente incorporados derechos de distinto rango a medida que su necesidad se hizo presente en la sociedad.

Este proceso no ha estado exento de discusiones y obstáculos y, finalmente, la élite y la clase política de diferentes países han decantado por la vía de avanzar, con distintos grados de intensidad, en la dirección de un Estado Democrático y Social de Derechos.

Otro factor importante en una Constitución Política es el sistema político democrático, sistema en el cual la democracia pasa a ser el sustento esencial. Cabe destacar que, por definición, en la democracia rige el principio de la soberanía del pueblo, es decir todo poder estatal procede del pueblo.

Los aspectos brevemente enunciados ponen de relieve la trascendencia política de tener una Constitución Política ya que en ella encontraremos las reglas básicas de convivencia social que van a ser integradas en las leyes y en las actuaciones de las autoridades y de los ciudadanos.

De lo anteriormente descrito, emana una obligación fundamental con miras al plebiscito de salida del 04 de septiembre del 2022: que cada ciudadano lea el proyecto que será propuesto por la Convención Constituyente, que se informe y con esa información decida y vote.