Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG
Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG

Osorno, y la calidad de vida urbana

02 / 07 / 22

Por Andrés Angulo, presidente CChC Osorno

Publicado el 02 de julio del 2022 en el Diario Austral Osorno

Cuando pensamos en ciudad; las definiciones más técnicas tales como “población donde habita un conjunto de personas”, no alcanzan para describir aquello qué realmente significa para nuestras vidas. Hoy, Osorno; el territorio en el cual co-existimos, se encuentra ligado a emociones, recuerdos, sensaciones y un importante sentido de pertenencia que puede convertir una esquina, en un lugar de encuentro. Pero, ¿qué puede hacer de Osorno una mejor ciudad para nuestros futuros?

Desde el 2011, investigadores de la Universidad Católica junto a la CChC, trabajan en la realización del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) con el fin de apoyar al sector público y privado a tomar decisiones sobre las comunas que realmente impacten de forma positiva las formas de vida de sus habitantes. Son 99 los territorios que se estudian, y según los últimos datos, 1 de cada 3 chilenos viven en un entorno con calidad de vida baja o media-baja. Nuestra casa, se encuentra en el segundo de los mencionados.

Condiciones laborales, ambiente de negocios, condiciones culturales, conectividad y movilidad, y salud y medio ambiente, son las dimensiones que se toman en cuenta al momento de realizar el estudio. La información se levanta desde fuentes oficiales, y se clasifica a las ciudades en función del número de habitantes. Osorno, como comuna intermedia, destaca en medio ambiente — todos conocemos sus hermosas áreas verdes —, el ámbito laboral y salud. Pero queda al debe en vivienda y entorno, además de una importante oportunidad de mejora en la conexión vial.

Actualmente, en Osorno existen alrededor de 1000 familias viviendo en campamentos, además de un déficit habitacional histórico de 4000 o 5000 viviendas. Con su superficie urbana de 33 km2 — y con sólo un 73% de ésta con factibilidad sanitaria — parece más importante que nunca repensar la planificación de nuestra ciudad. El espacio total de la comuna es de 952 km2, contando las 920 del difuso plano rural; por lo que seguir centrándonos en el 3,4% de nuestro hermoso territorio, no debe ser el foco.

En cuanto a la conectividad, y con el aumento acelerado del parque automotriz, se debe reflexionar sobre el Osorno “monocéntrico”, generando nuevos modelos que aseguren la accesibilidad de los ciudadanos a sus servicios.

Sin duda, tenemos mucho que destacar sobre nuestra ciudad. Pero también, existen ámbitos en los que todos debemos aportar para construir un Osorno más agradable para sus habitantes. Como CChC, creemos que éste es el desafío.