Paulocolumna_860x430.jpg
Paulocolumna_860x430.jpg

Osorno: Conectividad para el desarrollo e integración binacional

30 / 09 / 17

Un factor de desarrollo de la zona sur austral es su conectividad con el resto del territorio nacional y con el resto del continente. Por ello, desde nuestro gremio promovemos las posibilidades de conectarnos con nuestros vecinos, apostando por una integración que trascienda nuestras fronteras y que nos permita unir a la Patagonia a través de un Corredor Bioceánico Norpatagónico.
Alcanzar la conectividad pacífico-atlántico es un desafío a largo plazo, pues contempla tanto infraestructura física como ajustes técnicos en el control fronterizo, entre otros alcances. Los beneficios bilaterales merecen todos los esfuerzos público-privado que se están impulsando desde ambos lados de la cordillera.
La CChC Osorno promueve una cartera de proyectos de infraestructura que son parte de un plan estratégico de conectividad territorial sur austral, cuyas Iniciativas como la aduana integrada, la doble vía ruta 215, la recuperación de los ríos, la ruta U-40, la ruta costera o el mejoramiento de la logística portuaria, son obras de gran impacto por si solas, cobrando un mayor relevancia al entenderlas como elementos de un eje de integración y desarrollo sistémico.
Esta visión es compartida por nuestros pares de la Cámara Argentina de la Construcción, quienes también promueven desde el otro lado de la cordillera la conectividad hacia el Pacífico. Esta postura binacional fue presentada en el 3° Seminario de Infraestructura Crítica para el Desarrollo “Conectividad e Integración Territorial Pacífico-Atlántico” que organizó el Comité de Infraestructura de nuestro gremio. Allí se analizaron detalles de la Ruta 23, vía de 650 kilómetros que une toda la provincia de Río Negro desde San Carlos de Bariloche hasta el Atlántico.
Es claro que este proyecto es emblemático para la integración entre ambos países, pues al conectarse con el Paso Internacional Cardenal Samoré se consolida como la ruta que une por vía terrestre ambos océanos.
Al igual que nuestros pares argentinos, creemos que el desarrollo de este Corredor Bioceánico Norpatagónico constituye una extraordinaria oportunidad para el desarrollo e integración de la zona austral, ya que brinda la posibilidad de vincular tres puertos chilenos (Talcahuano, Corral y Puerto Montt) con tres puertos argentinos (Bahía Blanca, San Antonio Este y Puerto Madryn) en una misma red vial, fomentando otros beneficios como el turismo, la actividad de la construcción y la industria en general.

Paulo Arce
Presidente CChC Osorno