Fotograf%C3%ADa_Presidente_Sede_Chill%C3%A1n_Web2.jpg
Fotograf%C3%ADa_Presidente_Sede_Chill%C3%A1n_Web2.jpg

Necesidad de una legislación laboral moderna y equilibrada

14 / 03 / 16

Como gremio atento a los grandes temas que se debaten en nuestro país, hemos seguido cada paso que ha vivido el proyecto de Reforma Laboral que “Moderniza el sistema de relaciones laborales, introduciendo modificaciones al Código del Trabajo”, de hecho con fecha 02 de marzo el Gobierno presentó a la Comisión de Trabajo del Senado dos boletines de indicaciones.

En primer lugar, como gremio hemos señalado que en un contexto de bajo crecimiento, en el que se requiere incentivar la actividad económica y donde el propio Gobierno analiza un plan para estimular el crecimiento, impulsar este tipo de reformas van en la línea contraria y no atiende de forma real las necesidades de nuestro mercado laboral y desincentiva una tan necesaria reactivación.

Deteniéndonos en el detalle de las indicaciones, nuestra principal inquietud se encuentra en las indicaciones a la negociación de la micro y pequeña empresa con sindicatos interempresas, pues en la práctica siempre se verían obligadas a negociar cuando el sindicato afilie sólo a trabajadores que pertenezcan a estos segmentos de empresas.

Como gremio de la construcción nos preocupa tanto por los efectos que tendrá en los diferentes rubros de la economía, pero sobre todo en nuestro sector donde el 80% tienen la categoría de Pymes.

Esta modificación incorpora nuevos incisos segundo y tercero en el artículo 363, que establecen la obligatoriedad para la microempresa de negociar siempre con un sindicato interempresa cuando éste afilie sólo a micro y pequeñas empresas, y en el caso de las pequeñas empresas, siempre que el sindicato sólo afilie a micro, pequeñas y medianas empresas.

En la práctica, esta norma debe entenderse, en opinión del Área Legal de la CChC, como una excepción a la regla del inciso primero del mismo artículo, que establece el requisito de quórum mínimo para constituir sindicatos y negociar.

Así, en la práctica, en las micro y pequeñas empresas, de acuerdo con el artículo 227, se requieren 8 trabajadores para constituir un sindicato, que representen al menos el 50% de los trabajadores de la empresa, salvo cuando el sindicato afilie sólo a empresas pequeñas y micro, o pequeñas, medianas y micro, según el caso. En esta situación, como la empresa está siempre obligada a negociar, no importaría el quórum, y se obliga a negociar aunque exista un solo trabajador afiliado.

Consultados los asesores legislativos del Ministerio del Trabajo, señalan que ambas normas se deben interpretar en concordancia, pero la palabra siempre, en nuestra opinión, debe entenderse como una norma contradictoria.

En consecuencia, se estima que se trata de una verdadera negociación ramal para micro y pequeñas empresas, impuesta por sindicatos interempresas. Además, en la práctica, para el empleador es imposible saber qué tipo de empresas están afiliadas al sindicato interempresa, por lo que siempre queda obligado a negociar.

Por ello, consideramos que resulta fundamental que en la discusión legislativa que se desarrollará sea posible reponer los puntos que permitan construir una legislación laboral moderna, equilibrada y que apoye el crecimiento económico, lo que hoy no se visualiza y por ello nos pronunciamos como gremio.

Ariel Larenas

Presidente Cámara Chilena de la Construcción Chillán