WhatsApp_Image_2021-02-11_at_12.13.16_10.jpg
WhatsApp_Image_2021-02-11_at_12.13.16_10.jpg

MANTENGAMOS EL COMPROMISO REGIONAL

15 / 07 / 21

No cabe duda que los planes reguladores son clave para el desarrollo de las ciudades y la calidad de vida de sus habitantes, por lo que contar con un buen Plan Regulador Intercomunal (PRI) es vital para la Región.

Nos enteramos que el PRI se reenviará a Contraloría, para su toma de razón, instrumento que había sido retirado en diciembre del 2020 por el ex Intendente Regional, argumentando la necesidad de incorporar mejoras. Modificaciones que no fueron realizadas, fallando al compromiso que adquirió con la comunidad, en pos de mejorar la calidad de vida de los habitantes.

La CChC Iquique ha aportado activamente al debate local, disponiendo de argumentos técnicos y objetivos, porque consideramos que el PRI en su actual versión, no se hace cargo de los cambios experimentados como sociedad en los últimos años y no es un instrumento que ayude a resolver las necesidades de las personas.

Al contrario, como gremio creemos que este instrumento sin las mejoras que diversos actores regionales hemos hecho notar, solo servirá para profundizar la problemática de acceso a la vivienda y segregación urbana, desincentivará la inversión privada y el empleo. Justo en momentos que necesitamos poner el foco en problemáticas como el déficit habitacional y énfasis en el desarrollo urbano equilibrado. Medidas necesarias para generar una oferta de viviendas aptas para todos los segmentos de la población y poder crear condiciones que faciliten el progreso social y económico.

Nuestra invitación es a que, respetando la nueva Institucionalidad, este desafío sea abordado en un proceso real de participación ciudadana por la nueva Gobernatura Regional electa, considerando que una de sus responsabilidades dice relación con la generación de Instrumentos de Planificación Territorial, que apunten al desarrollo urbano que los Tarapaqueños merecen.

Sería una buena forma de escuchar la voz del pueblo que algunos declaran seguir, pero que claramente no están dispuestos a respetar.