Marcelo_Pardo_-_copia_%282%29.JPG
Marcelo_Pardo_-_copia_%282%29.JPG

La oportunidad para Valparaíso

02 / 02 / 16

Columna Opinión Presidente Marcelo Pardo Olguín

La comunidad ha sido escuchada, el proyecto se mejoró bastante y es hora de llevarlo a cabo.

Cómo Cámara valoramos la solución a que se ha llegado por el bien de la ciudad y de la población de Valparaíso, y también el rol del Estado como un facilitador y promotor de las iniciativas privadas.

De la misma manera alentamos la cooperación público-privada para destrabar e impulsar todos los proyectos necesarios paras dotar a Valparaíso y toda la región de la infraestructura y equipamiento que se requieren para consolidar su oferta de servicios y su vocación turística.

Más allá de las legítimas visiones opuestas, el proyecto Puerto Barón es ante todo una gran obra urbanística que recuperará un importante sector del borde costero de Valparaíso, que estuvo históricamente vedado para los porteños y para el desarrollo de la ciudad.

De acuerdo a lo proyectado, sólo una parte del terreno será destinado a un centro comercial, pero la mayor proporción serán espacios de uso público para beneficio de la comunidad y del turismo.

Tampoco es una venta de los terrenos, ya que estos no dejan de pertenecer a la ciudad. Es una concesión que obliga al concesionario a construir, habilitar, operar y proteger una obra que será infraestructura de primer nivel para la ciudad.

Antes que todo, el proyecto es una iniciativa inédita de apertura del borde costero y de desarrollo turístico, recreativo, comercial y de servicios, que se convertirá en un impulso revitalizador para Valparaíso, tanto en lo urbano como en lo económico.

Y de paso sus obras y la importante inversión asociada pueden dinamizar toda la economía local y generar miles de puestos de trabajo, tanto en su construcción como en la posterior operación del comercio y servicios.

Pero además Puerto Barón representa una oportunidad histórica para la ciudad porque recuperará un sector postergado y abrirá avenidas que desde el mar llegarán al pie de cerro y viceversa, generando una ventana al mar para los porteños.

Por su diseño abierto, facilitará el ingreso desde el plan y los cerros, y por su ubicación estratégica convocará los viajes de personas de todo el Gran Valparaíso y la región, además de los turistas, que podrán acceder también a través del metrotren Merval, desde y hacia la Provincia de Quillota, si se concreta su plan de expansión.

Todo esto tendrá un efecto muy positivo en el histórico barrio El Almendral, que consideramos urgente recuperarlo, para lo que ya estamos trabajando junto al Minvu, la municipalidad y el Colegio de Arquitectos.

Valparaíso requiere recuperar ese casco urbano y generar condiciones para desarrollar una oferta inmobiliaria que retenga y atraiga población. Y, sumada a la apertura del borde costero a la ciudadanía que propone Puerto Barón, el sector de El Almendral se presenta como una zona de gran potencial de usos urbanos, de densificación y de conectividad del nuevo borde costero con su plan y sus cerros.

Todos estos esfuerzos, por cierto, van en la línea de lo que como gremio proponemos permanentemente, que es la regeneración urbana de nuestras ciudades y la construcción de proyectos de ciudad sostenibles con infraestructura, viviendas y equipamiento de calidad para la gente.