home_coluna_juan_ignacio.jpg
home_coluna_juan_ignacio.jpg

La descontaminación versus los campamentos

03 / 09 / 16

El rubro de la construcción en nuestra ciudad está ad portas de verse notoriamente modificado. A partir de marzo del año venidero, toda vivienda que solicite permiso de edificación estará sometida al nuevo estándar higrotérmico dictaminado por el Plan de Descontaminación Atmosférica de Osorno, PDAO.
El nuevo estándar incorpora parámetros de la física de la construcción poco habituales o, para algunos, del todo desconocidos en edificación: transmitancias de las componentes opacas y diáfanas de la envolvente, control del riesgo de condensación, ventilación interior, tasa de renovación de aire y nivel de estanqueidad de puertas y ventanas.
Aun cuando el nuevo estándar es un avance indiscutible en pos de la disminución de la demanda innecesariamente alta de calefacción de nuestra comuna, un efecto tal vez no contemplado de su aplicación es el encarecimiento de la vivienda social y, consecuentemente, la merma de empresas interesadas en ejecutar los proyectos habitacionales destinados a las familias vulnerables de Osorno.
Si a este escenario venidero se le suma la situación actual de montos poco atractivos, por decirlo menos, del Fondo Solidario de Elección de Vivienda (FSEV), junto al paupérrimo sistema de asignación directa ministerial y las dificultades de organización de los mismos vecinos, el horizonte que se avizora para las más de 700 familias viviendo en campamentos en nuestra ciudad es poco auspicioso.
En la CChC Osorno ya hemos alzado la voz para que las autoridades ministeriales y/o municipales incrementen los subsidios otorgados al FSEV a través de los DS49 y DS1 y esperamos que el nuevo programa de integración social y territorial, DS19, le entregue a Osorno los cupos que amerita su situación. Por otro lado, nos mantendremos vigilantes ante el impacto del PDAO en materia de acceso a vivienda, ya que es indispensable que la temática de la descontaminación armonice con el sentido de urgencia que exige la erradicación de los campamentos.
Terminar con los 40 fallecimientos anuales directamente ligados al material particulado fino contenido en nuestro aire es definitivamente urgente, pero también lo es terminar con el drama de sobrevivir los inviernos en los campamentos, en medio del barro y la escarcha, de tantos osorninos que siguen aún esperando.

Juan Ignacio Ávila Fellay

Vicepresidente Gremial CChC Osorno