David_Carrasco.JPG
David_Carrasco.JPG

Inversión en Ñuble: una tarea estratégica

01 / 10 / 18

Uno de los principales anhelos de los habitantes de la nueva región de Ñuble sin duda es la mayor inversión pública y privada en dicho territorio, de tal manera de generar un círculo virtuoso, permitiendo mejorar y aumentar la cantidad de puestos de trabajo y en definitiva generar una mejor calidad de vida para todos.

Hace algunos meses se conoció que la inversión proyectada para la Región de Ñuble durante este año 2018, llegaría a $44.423.078.686, según antecedentes emanados de un informe que da cuenta de los avances del Programa Público de Inversión Regional, Propir.

Se trata de un documento de planificación, que se difunde a los consejeros regionales y autoridades locales para dar cuenta de la marcha del gasto en el territorio. Este año dicho informe comenzó a circular con Ñuble en un apartado especial, que incluye gastos en cada una de las provincias.

La Provincia de Diguillín concentrará la mayor cantidad de recursos, luego viene Punilla y finalmente Itata. Pero se trata de cifras que incluyen los presupuestos ministeriales.

Esta inyección presupuestaria da cuenta de un panorama bastante similar al que se da a nivel país, donde los recursos se destinan generalmente a los centros urbanos con mayor cantidad de habitantes. Sin embargo, estamos en presencia del nacimiento de una región, por lo tanto, esperamos que los planes especiales que se han anunciado procuren la generación de inversión no sólo pública, sino además privada en dicho territorio, ya que se necesita mejorar la capacidad de infraestructura y de servicios a disposición de la comunidad.

Cómo Comité de Industriales y Proveedores de la CChC Chillán existe la total disposición a colaborar en materia técnica y de asociatividad, para procurar que exista a mediano plazo una mejora real, que se condiga con el cambio administrativo de esta zona.

Sabemos que el ímpetu está, y que existe mucha voluntad para hacer de Ñuble un territorio próspero, pero se debe integrar aún más al sector privado, crear condiciones que generen incentivos para una intensa actividad a nivel de la economía privada, sobre la base de mercados eficientes.

Ya somos región, pero ahora debemos crecer y para esto debemos atraer a nuestra zona, mayor inversión, ese es el desafío más grande y en el que se requiere de una tarea estratégica e integral.

David Carrasco Parra

Presidente del Comité de Industriales y Proveedores, CChC Chillán