foto_columna_Cristi%C3%A1n_Bustos_web.jpg
foto_columna_Cristi%C3%A1n_Bustos_web.jpg

Hermoseamiento

04 / 07 / 17

Estamos en el tortuoso, pero muy fecundo y esperanzador proceso de cambio de aceras en todo el centro histórico de la ciudad, por una inversión que supera los 5 mil millones de pesos y que, sin duda, le cambiará el rostro a Arica.

Pero esto no solamente se relaciona con una mejora en la capital regional, sino que además presenta una serie de instancias para generar un cambio real en todo el casco antiguo.

Hoy estamos diciendo adiós a esas antiguas aceras, con desniveles y verdaderas trampas para los peatones, quienes podrán disfrutar por caminar por el centro de la ciudad, invitando a dejar de lado el automóvil.

Siempre hay cosas por mejorar, eso está claro, por ejemplo se podría aprovechar el cierre de algunas calles para buscar nuevos circuitos y recorridos para el transporte público, optando por arterias más amplias para poder agilizar y hacer más amigable la circulación por las calles ariqueñas.

Efectivamente hay quienes reclaman y se manifiestan contrarios al proceso de los trabajos que actualmente vivimos, por los tiempos que se han tomado y molestias asociadas, pero a la vez los invitamos a mirar al futuro, soportar esta realidad y visualizar el futuro.

Porque cuando las obras estén finalizadas, entregadas a la comunidad y todo acabe tendremos hermosas veredas por donde transitar, pero por sobre todo aptas para la tercera edad, niños pequeños y coches, quienes muchas veces experimentaron la dificultad de pasar por el centro de la ciudad.

Hoy Arica está cambiando y debemos sumarnos a eso, entenderlo y apoyar, porque en los próximos meses, cuando lleguen turistas y visitantes verán una ciudad nueva, más amigable, mejor equipada; por esto observemos más allá y cooperemos para cuidar lo que hoy se está haciendo, porque construir Arica es obra de todos.

Cristián Bustos Sanhueza

Presidente CChC Arica