foto_columna_Cristi%C3%A1n_Bustos_web.jpg
foto_columna_Cristi%C3%A1n_Bustos_web.jpg

Gota a gota

29 / 03 / 16

Producir agua potable en el desierto más árido del mundo es un desafío importante, sobre todo proyectando hacia los próximos años donde ya se vislumbra escasez del vital elemento en nuestra región, realidad que ya se vive en algunas partes del mundo, pero de la que todavía no tomamos conciencia.

Actualmente los pozos de donde se obtiene agua para el consumo humano, proveniente de los valles de Lluta y Azapa, además de diversos sectores del territorio urbano, van a la baja en su rendimiento, presentando problemas para la extracción, siendo cada vez más profundo el sondaje; por lo anterior es indispensable que todos colaboren para ahorrar desde sus respectivas realidades.

Es importante que en cada vivienda se revise y repare las goteras o filtraciones existentes, opte por duchas cortas y use su lavadora con cargas llenas; pero más allá de lo anterior es fundamental complementar estas medidas en diversos sectores.

Es importante que las entidades públicas continúen fomentado el incorporar tecnología en el regadío de plantaciones en los valles, las que por sistema de goteo se puede optimizar el recurso con iguales o mejores resultados.

A nivel domiciliario una solución determinante, pero también más onerosa es la añorada desaladora con agua de mar, proyecto en el que todavía no existe claridad si será financiada por el Estado o por la empresa privada, si esta última realiza la inversión esto significaría un aumento en la cuenta que debemos asumir los ariqueños.

Otra tecnología que se podría incorporar es el uso de aguas grises para regar y cuidar las áreas verdes, pero es necesario que las viviendas incorporen el sistema de captación de las mismas. Con estas sencillas medidas se puede optimizar el ahorro del agua, para así construir una Arica mejor para todos.

Cristián Bustos Sanhueza

Presidente CChC Arica