Luis_Coevas_A..jpg
Luis_Coevas_A..jpg

EL OTRO 10%

04 / 05 / 22

Hace algunos días, el 5to. retiro del 10% de los ahorros previsionales nuevamente se tomó la agenda pública y política; sin embargo, existe otro 10% que no podemos olvidar y merece ser atendido con urgencia, se trata del 10% de familias que no tienen acceso a una vivienda en nuestro país, realidad en que la región de Tarapacá alcanza un alarmante 25%.

Así lo revela el estudio “Déficit habitacional: ¿Cuántas familias necesitan una vivienda y en qué territorios?” realizado por Déficit Cero y el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, el cual indica que el déficit habitacional en nuestra región es de 29.652 viviendas.

Esta emergencia se expresa de distintas formas: familias viviendo en campamentos, hacinados, allegados o en situación de calle. Pero todos responden al mismo problema: la falta de acceso a la vivienda.

En Tarapacá, de las familias que requieren una vivienda, el 28,5% habitan en campamentos, una realidad que preocupa debido al explosivo crecimiento evidenciado en el estudio realizado, principalmente en Alto Hospicio.

No obstante, en esta misma comuna existe un caso que constituye un ejemplo de cómo debe abordarse la problemática que viven quienes esperan por una solución habitacional, el campamento “Renacer”, ubicado transitoriamente en un terreno fiscal de Alto Hospicio con la venia de BB.NN., conformado por un grupo de familias que han trabajado diariamente para librar cada uno de los obstáculos que se le ha presentado camino a la obtención de su vivienda a través de postulación subsidio habitacional. Hoy esta cada vez más cerca la meta, en un futuro próximo se trasladarán hacia el conjunto habitacional en el que formarán sus hogares definitivos, hito que marcará también el inicio del cierre de un campamento de Tarapacá.

Ante esta crisis habitacional, hoy más que nunca, necesitamos aumentar la oferta habitacional con urgencia y sentido de futuro, buscando soluciones para una demanda que es diversa. Es por ello que no solo se debe enfrentar el desafío de construir más viviendas, sino también impulsar otras soluciones como la construcción en sitios propios, arriendo protegido, entre otras.

Como Cámara Chilena de la Construcción estamos convencidos de que un trabajo conjunto entre el Estado, la comunidad y el sector privado, hará posible revertir este déficit habitacional que afecta a tantas familias de Tarapacá y Chile en general.