PRESIDENTE_CALAMA_WEB_%281%29.jpg
PRESIDENTE_CALAMA_WEB_%281%29.jpg

El autocuidado como herramienta de valor

02 / 09 / 16

En las últimas horas fuimos testigos de dolorosos hechos que no sólo enlutaron la minería de nuestra zona y del país sino a familias que esperaban el regreso de sus padres, abuelos o hijos a sus hogares.

Junto con lamentar sus repentinas partidas y entregar nuestras condolencias a sus seres queridos, lo sucedido debe remecernos y hacernos nuevamente reflexionar a todos sobre la importancia que tiene el auto cuidado en faena para no recibir nuevamente estas lamentables noticias.

En este aspecto el camino no pasa por generar ahorros en seguridad sino más bien seguir invirtiendo en temas de seguridad y salud ocupacional, tal cual hoy lo hace la principal empresa del Estado, hecho que se refleja en las tasas de accidentabilidad que progresivamente han disminuidos en los últimos años, y donde las empresas colaboradoras también han aportado, convirtiéndose en un buen ejemplo a seguir en cuanto al autocuidado y buenas prácticas en seguridad pese a convivir diariamente con los riesgos que conlleva desempeñarse en un área altamentemente riesgosa como es la minería.

Si bien los empleadores, cualquiera sea el rubro económico en el que se desempeñen, tienen una obligación legal y principalmente ética de entregar todas las garantías necesarias a sus colaboradores para que desarrollen una tarea segura y sin riesgo para su vida y salud; igualmente los trabajadores tienen la gran responsabilidad de ir en línea con el compromiso de auto cuidado y cultura de seguridad que continuamente se promueve y fomenta a través de metodologías e instrucciones que periódicamente reciben en faena para llegar sanos y salvos a casa.

Todos tenemos que tener claro que no hay productividad ni rebaja de costo que reemplace una vida humana como tampoco inversión ni programa alguno que reemplace el comportamiento preventivo que toda persona debe tener ante situaciones de riesgo o emergencia.

En resumen, la gran meta a conseguir es lograr el cero accidente fatal en nuestras empresas y faenas, desafío en el que como gremio seguiremos trabajando incansablemente, pues reiteramos que no hay productividad ni rebaja de costo que reemplace una vida humana.