Vivian_Pinilla%2C.columna.jpg
Vivian_Pinilla%2C.columna.jpg

EL APOYO A LAS EMPRESAS SE TRADUCE EN APOYO AL EMPLEO

04 / 04 / 20

Nuestro país está enfrentando unas de las crisis más duras de la historia, ya que afecta directamente la salud de sus habitantes. Esto ha marcado el acontecer nacional, la vida de las personas y la forma en que enfrentamos los problemas como chilenos, donde la prioridad es proteger la vida.

Esta premisa es la que nos mueve día a día en el sector construcción. Es por esto que desde el 18 de marzo hemos trabajado con la autoridad y nuestros socios en implementar todas las medidas necesarias para cuidar la salud de nuestros trabajadores. Así elaboramos un Protocolo Sanitario para Obras en coordinación con los ministerios de Trabajo y Economía y socializado con los ministerios de Vivienda y Obras Públicas, para ser aplicado en las construcciones.

Pero como sector nos encontramos en grandes dificultades. Por un lado, la autoridad nos llama a continuar con las obras a nivel nacional, pero la realidad es que cada vez es más difícil, ya que hay zonas de la región con cuarentena, como es el caso de Osorno, o Cordones Sanitarios como Chiloé, lugares en los cuales no podemos continuar con nuestra labor. Si bien estamos haciendo todo a nuestro alcance por conservar el empleo y mantener activa la construcción, es imposible que los empresarios se hagan cargo de los costos generales de una obra detenida por dos o tres meses.

Si bien, las medidas de Protección al Empleo aprobadas por el Parlamento son una buena noticia, no resuelven el problema de raíz. Esto es porque plantea que, si existe paralización de una empresa por mandato de la autoridad pertinente debido a la actual crisis sanitaria, el trabajador podrá hacer efectivo el Seguro de Cesantía mientras el empleador continúe solventando los gastos previsionales. Lo anterior es muy difícil de llevar a la práctica cuando una empresa que no está generando ingresos debe pagar las cotizaciones de cientos de trabajadores.

Además, el Banco Central anunció la baja de sus tasas a 0,5%, mínimo histórico desde la crisis subprime, pero es fundamental que este tipo de medidas lleguen de manera efectiva a los usuarios. Es por eso que nuestro llamado es a que la banca local entregue el apoyo necesario a las Pymes y grandes empresas para que pueden contar con capital de trabajo para enfrentar esta crisis.

Por otro lado, el lunes el Presidente de la República creó una Mesa Público- Privada, donde participa la Cámara Chilena de la Construcción junto a otros gremios, con el fin de coordinar los esfuerzos para enfrentar la crisis convid-19. Esperamos que esta iniciativa genere medidas que apoyen la mantención de la actividad de la construcción como actividad estratégica, debido a la cantidad de empleo que ésta genera.

Es por esto que el llamado a la autoridad es a tomar decisiones de fondo, a paralizar las obras que por distintas razones no pueden continuar e implementar medidas concretas que bajen a la realidad de las empresas regionales, con el fin de que una vez terminada la crisis a la que nos enfrentamos aún contemos con empresas que puedan reactivar la economía y generar empleo.

Vivian Pinilla

Presidente

CChC Puerto Montt