visita-bagaro-seguridad.jpg
visita-bagaro-seguridad.jpg

Día del Trabajador y la Trabajadora de la Construcción

19 / 03 / 21

El año pasado, en el peor momento de la pandemia, me pasó algo que cuento cada vez que puedo, en cada instancia en la que me toca participar.

Un día sonó mi teléfono: era un trabajador que estaba con nosotros en ese momento. La empresa que dirijo estaba pasando momentos complicados, como la gran mayoría de las Pymes de nuestra zona, y mi concentración estaba en salir adelante.

Pero la llamada no era por un problema. Ese trabajador me llamó para saber cómo estaba yo, cómo me estaba yendo con el COVID-19 y para darme los mejores deseos.

Creo que ese hecho refleja de la mejor forma quiénes son los trabajadores y trabajadoras de la construcción y muestra lo que hemos podido construir en conjunto como gremio durante este año.

Hoy es el Día del Trabajador de la Construcción, a quienes, como cada año, queremos saludar y agradecer por su gran entrega y compromiso diario.

Hoy es también un día especial. Porque, a raíz de la situación sanitaria, no podemos hacer celebraciones masivas ni estar reunidos para felicitarlos y saludarlos personalmente, tal como nos hubiera gustado.

Pero precisamente porque sabemos lo difíciles que han sido estos meses es que creemos más necesario que nunca dedicar este día a los trabajadores de la construcción. Porque sin duda han debido sobreponerse a grandes dificultades, que quisiéramos que ojalá nunca más se vuelvan a repetir.

Porque han sido parte de la transformación de nuestra industria, basada en el cuidado de nosotros mismos, así como de los vecinos de las obras y de nuestras familias. Y también porque han sido clave para que el país siga en pie, se ponga en marcha y poco a poco empiece a mirar el futuro con algo más de optimismo.

Lo vivido en el último año ha permitido comprobar una vez más el compromiso de miles de trabajadores que, pese a la incertidumbre, han seguido aportando a la construcción de obras relevantes para las personas, las comunidades y el país.

En este día queremos enviar un saludo especial a todas las mujeres que formar parte de nuestra actividad y que han llegado a aportar en los diferentes oficios de la construcción.

Hombres y mujeres trabajando juntos por un mismo proyecto. Con diálogo, con colaboración, con confianza… Es lo que queremos que prime en las obras y es lo que con creciente urgencia necesitamos como país. Aquí, en las obras de construcción, podemos dar un ejemplo y ustedes, los trabajadores, ser sus protagonistas.

También es fundamental cuidarnos y cuidar a todos los trabajadores del sector. Por eso mantenemos nuestro compromiso con el cumplimiento del Protocolo Sanitario y hacemos un especial llamado a seguir reportando la situación sanitaria de cada una de las constructoras. Solo así, podremos continuar funcionando como lo hemos hechos hasta ahora.

El llamado que recibí en ese momento complicado reafirmó mi compromiso con la construcción y con el trabajo en equipo para lograr salir adelante. Muchas gracias a todos los trabajadores y trabajadoras, que tengan un gran día.