Francisca_Sanz.jpg
Francisca_Sanz.jpg

CUIDEMOS PUERTO MONTT

10 / 12 / 21

Comienzan los días más cálidos y despejados y todos queremos disfrutar al aire libre. Tenemos una ciudad que nos debiera invitar con fuerza a recorrerla, para inundarnos con sus hermosas postales hacia el mar o hacia la inmensa cordillera que nos permite ver cuatro de sus más bellos volcanes.

Sin embargo, desde hace algunos años nuestra hermosa ciudad de Puerto Montt viene viviendo un deterioro significativo, el cual se vio acrecentado dramáticamente con las manifestaciones del 18 de octubre. Hoy podemos ver calles en mal estado, basura y falta de inmobiliario urbano adecuado, edificios públicos y privados rayados y con sus ventanas destruidas, tapizados con placas de madera o metálicas para poder protegerlos. Una escena triste de observar, como cicatrices que recuerdan lo ocurrido y reclaman su restaruración.

Por naturaleza el ser humano vive en comunidad y las ciudades a lo largo de la historia se han ido desarrollando justamente para mejorar el entorno de las familias que comparten el territorio. Entonces ¿por qué no cuidamos nuestra ciudad y el entorno que nos rodea?

Los gobiernos regionales, el municipio, los privados y cada una de nuestras familias invierte dinero y tiempo en construir viviendas, caminos, alumbrado, plazas, etc… todo para que podamos disfrutar de una ciudad apta para transitar por ella, que entregue espacios de esparcimiento, que otorgue seguridad a las personas que la habitan, generen trabajo, den educación y se forme comunidad, entregando a cada uno de sus habitantes el entorno adecuado para su desarrollo personal y profesional.

Pero hoy los recursos deberán destinarse una y otra vez a arreglar lo que destruimos, en vez de permitir el desarrollo de nuevos proyectos que mejoren la imagen de la ciudad y otorguen más espacios de esparcimiento para las familias de Puerto Montt.

Tenemos la suerte de vivir en una hermosa ciudad, que nos entrega un paisaje único, rodeada de mar, volcanes y naturaleza, pero al mirar su interior vemos como cada uno de nosotros hemos permitido su deterioro. Es nuestra responsabilidad cuidarla, limpiarla y hermosearla para que podamos vivirla en familia, con alegría y disfrutando de ella como vecinos y puertomontinos.

Francisca Sanz

Presidente

CChC Puerto Montt

Diciembre 2021