LUISCOEVASCUENTAP%C3%9ABLICA.jpg
LUISCOEVASCUENTAP%C3%9ABLICA.jpg

CRISIS MIGRATORIA EN TARAPACÁ

07 / 10 / 21

El éxodo de miles de personas en América Latina, principalmente Venezolanos, que huyen de la compleja situación política, social y económica de su País, han evidenciado la incapacidad de los Países de la Región - incluyendo a Chile – para abordar de manera coordinada y efectiva un fenómeno migratorio de estas proporciones.

Particularmente en nuestra Región, esto ha facilitado la consolidación de situaciones complejas, como el deterioro del espacio público, la proliferación de conductas antisociales y muchas veces delictuales, provocando una tensión social y de relacionamiento entre residentes e inmigrantes.

Por cierto, ninguna razón ni circunstancia justifica respuesta alguna que signifique desprecio o violencia en contra de la dignidad de las personas y de sus bienes, cualquiera sea su origen de nacimiento. Lo condenamos categórica y enérgicamente.

Busquemos soluciones. Con participación de las Autoridades, la Comunidad y los afectados. Pero con prontitud y eficacia. No hacerlo, no solo profundizará los efectos indeseados, sino que agudizará también las dificultades que ya teníamos antes del fenómeno migratorio, como por ejemplo el aumento de los Campamentos como síntoma evidente de las dificultades de acceso a la Vivienda.

Recibir inmigrantes, no solo es un acto de solidaridad necesario, sino también un compromiso por hacer de ello un proceso ordenado y en control, que asegure a esos inmigrantes los medios suficientes para su subsistencia (trabajo formal y adecuadamente remunerado), su inserción a nuestra Sociedad respetando su cultura y la nuestra, y el respeto irrestricto y sin concesiones a nuestras reglas de convivencia y nuestra legislación.

Así se han establecido en nuestra Región, lo miles de inmigrantes de los cuales somos descendientes, y que le han dado vida y carácter a nuestras Comunidades durante toda su historia.

Estamos dispuestos a contribuir a ello, porque estamos convencidos que la Solución es obra de todos.