Presidente_CChC_Copiap%C3%B3_Carlos_Aguirre_Barraza_ok.jpg
Presidente_CChC_Copiap%C3%B3_Carlos_Aguirre_Barraza_ok.jpg

Copiapó: Preparación de nuestras ciudades ante eventos naturales

13 / 03 / 19

Las intensas lluvias que afectaron a las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, durante la temporada estival, que generó profundos daños a la comunidad y a la infraestructura tanto pública como privada, nos trajo a la memoria los complejos eventos naturales que vivimos en Atacama en los años 2015 y 2017.

Este verdadero deja vu, ad-portas de un nuevo aniversario del 25-M, vuelve a dejar en claro que nuestras ciudades no están preparadas ante estos fenómenos, cada vez más frecuentes e inciertos, y que requieren respuestas urgentes en proyectos de infraestructura, en planificaciones urbanas y en una cultura de prevención, para no tener que volver a lamentar lo que ya lamentamos.

Si bien es cierto que como país hemos avanzado en la preparación frente a terremotos, hasta hace poco la única preocupación en cuanto a posibles catástrofes, esta dinámica no ha tenido paralelismo en otros fenómenos naturales que están afectando a una parte importante de la población, que también necesitan ser priorizados dentro de las normativas, como por ejemplo en la revisión de cómo se está otorgando la rentabilidad social a los proyectos, y también en los presupuestos de las reparticiones públicas para este tipo de iniciativas, sobre todo en regiones.

Esta es la manera de avanzar hacia la resiliencia, entendida como la capacidad de un sistema o comunidad expuesta a una amenaza para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de manera oportuna y eficaz.

En nuestro caso, como región de Atacama, es indudable que las condiciones han mejorado y la gente comienza a recuperar lo que hace dos años parecía perdido. Pero esto no es suficiente. Tal como lo han manifestado vecinos de nuestra comuna y expertos en diversas apariciones públicas, aún estamos expuestos ante situaciones de este tipo.

La ejecución de proyectos que rehabiliten, ensanchen y profundicen las cuencas de los ríos, la concreción de muros de contención más robustos y la construcción de sistemas de piscinas decantadoras, entre otras iniciativas claves, son una necesidad crítica, que las lamentables consecuencias de las lluvias del norte grande nos vuelven a demostrar que deben ser más pronto que tarde una realidad. 

Carlos Aguirre

Presidente CChC Copiapó