C_Aguirre_pdte_CChC_Copiap%C3%B3_4.jpg
C_Aguirre_pdte_CChC_Copiap%C3%B3_4.jpg

Copiapó: Aluviones y resiliencia: momento de actuar colaborativamente

18 / 02 / 20

Los deslizamientos de tierra y los desbordes de ríos una vez más -como en marzo de 2015 y mayo de 2017- causaron estragos en la región durante el mes de enero, con efectos que en esta ocasión tuvieron graves consecuencias para la comuna de Alto del Carmen y las zonas precordilleranas de nuestra provincia.

A estas alturas es evidente el impacto que está provocando el cambio climático en Atacama, lo que exige actuar y realizar acciones que estén en línea con este nuevo escenario, donde destacan el gestionar oportunamente la emergencia, producir y acceder a conocimiento nacional e internacional que permita conocer cómo se comporta el territorio y concretar obras de infraestructura para mitigar estos desastres, lo que no sólo es necesario, sino que crítico para la sostenibilidad de la zona y sus habitantes.

Si bien se debe destacar que estamos más protegidos que hace cinco años, gracias a la labor del Ministerio de Obras Públicas, y que la comunidad en base a la experiencia también está más preparada ante este tipo de emergencias, aún faltan por concretar obras de mitigación estructurales que nos permitan atenuar los efectos de fenómenos meteorológicos de gran envergadura.

Como CChC hemos trabajado en esta línea desde el 2015 -año en que despejamos de lodo y escombros 230 hectáreas en Copiapó-, en base a un proyecto que hemos denominado Atacama Resiliente, que tiene como objetivo conformar una labor asociativa para empujar la concreción de este tipo de iniciativas.  

Con esta experiencia hemos comprobado que nuestro principal enemigo es el tiempo; el olvido hace que las prioridades cambien y siempre sea la contingencia quien dicte las pautas. Por lo mismo es esencial constituir una gobernanza -que traspase gobiernos de turno- con representantes de sectores público, privado, académico y social, que permita hacer un seguimiento al avance de estos proyectos y también aportar a la generación de políticas regionales que tengan visión de largo plazo en esta área.

Un desafío de tal magnitud -tomando en cuenta presupuestos y plazos involucrados-, exigirá colaboración, acuerdos y actuar unidos, fortaleciendo una dinámica que será el camino para construir una Atacama Resiliente.

Carlos Aguirre

Presidente CChC Copiapó