Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG
Andres_Angulo_Presidente_CChC_Osorno_1.JPG

Construyamos acuerdos y trabajemos juntos por un Chile mejor

09 / 04 / 22

Por Andrés Angulo, presidente CChC Osorno

Publicada el sábado 09 de abril 2022 en el Diario Austral Osorno

Durante el año 2021, la construcción recuperó lo perdido en 2020 a causa de las restricciones impuestas para enfrentar la pandemia, de acuerdo con el informe Macroeconomía y Construcción (MACh), elaborado periódicamente por la Cámara Chilena de la Construcción.

Si bien un elemento clave para este desempeño fue la baja base de comparación que representa el año antepasado, los positivos números de 2021 se explican también por el alto nivel de cumplimiento del plan de reactivación, que estimuló el desarrollo de obras de infraestructura pública.

Asimismo, hubo un positivo ciclo de ventas inmobiliarias, que comenzó a revertirse a fines de 2021 por el aumento de la inflación y la TPM. Esto llevó a que se elevaran las tasas de interés de los créditos hipotecarios, respecto de los cuales también disminuyeron los plazos y se endurecieron las condiciones para su aprobación. Otro aspecto negativo para la industria en 2021 fue el constante y severo aumento del precio de los materiales de construcción.

Para este año, el efecto base de comparación juega en contra, a lo que se sumaría una importante caída de la inversión en infraestructura privada, por el alto nivel de incertidumbre política y económica existente. Otros factores de riesgo serían la evolución del déficit fiscal, el comportamiento del precio de los materiales de construcción y una inflación que podría provocar nuevas alzas de las tasas de interés, lo que impacta directamente el acceso a crédito y las inversiones, así como una eventual eliminación del Crédito Especial para Empresas Constructoras, que presionaría al alza el déficit habitacional.

Como gremio, hacemos un llamado a la empresa privada a seguir impulsando con fuerza el desarrollo social y económico del país, ya que estamos ante un escenario complejo, que incluye una pandemia que no cede, importantes desbalances económicos, urgentes necesidades que satisfacer y altas expectativas que cumplir. Pero lo podemos afrontar con éxito si construimos acuerdos y el sector privado, el público, la sociedad civil y las comunidades trabajamos juntos por un Chile mejor.

Los privados deben invertir y estar comprometidos con la sostenibilidad, aunque para ello se necesita de un gobierno convocante, una Constitución equilibrada y un mundo político jugado por la paz y el Estado de Derecho.