Columna_de_opini%C3%B3n_Mujer.png
Columna_de_opini%C3%B3n_Mujer_cel.png

Construcción con rostro de mujer

12 / 03 / 22

En obras, faenas y centros de trabajo de construcción los hombres son mayoría. Somos un rubro históricamente masculinizado, pero como Cámara Chilena de la Construcción estamos impulsando con fuerza la inclusión femenina en nuestro sector.

El objetivo es aumentar la participación de las mujeres en tres ejes: obras, alta dirección y presencia gremial. Desde que comenzamos con esta labor a nivel nacional a través de la Comisión de Mujeres CChC y a nivel local con el Grupo de Trabajo Mujeres CChC Punta Arenas en 2020, el cambio ha sido notorio: la fuerza laboral femenina en la construcción pasó de un 7% al 17%. Esta cifra nos alienta a seguir trabajando con una estrategia adecuada de vinculación que nos permita fomentar una transformación cultural al interior de la industria.

Es de suma importancia avanzar en la disminución de las brechas de género en la construcción, más aún en estos momentos postpandemia. La inclusión femenina es fundamental para la reactivación económica y como sector debemos generar las oportunidades y capacitaciones en distintos oficios del área para que las mujeres se puedan incorporar y aportar su valiosa experiencia de vida que, sin duda, ampliará nuestros los horizontes.

Como sociedad debemos comprender que las mujeres en el ambiente laboral aportan diferentes puntos de vista y elevan la productividad. De hecho, según la Consultora McKinsey, las empresas con una plantilla étnica y culturalmente diversa tienen un 33% más de probabilidades de mejorar los resultados económicos.

En el afán de conocer la realidad actual de la mujer en la construcción, como Grupo de Trabajo Mujeres CChC Punta Arenas realizamos un catastro entre nuestras empresas socias. Entre los principales resultados destacan algunos números: el 94,9% de las trabajadoras de la construcción en Magallanes son chilenas, el 61% de la fuerza laboral femenina tiene entre 26 y 45 años, y el 47,7% se desempeña en terreno, en la misma obra o faena.

Con estos datos advertimos que tenemos un gran desafío por delante, pero que ya llevamos camino avanzado y se visualiza un horizonte esperanzador. En la construcción sí hay mujeres y queremos más: como sector estamos preparados para recibir a más trabajadoras y así conformar una sociedad más equitativa.

Pamela León Taboada y José Alvarado Mansilla, líderes del Grupo de Mujeres de CChC Punta Arenas