Guillermo-Ram%C3%ADrez-pdte-CChC-Copiapo-2020_1.JPG
Guillermo-Ram%C3%ADrez-pdte-CChC-Copiapo-2020_1.JPG

Colaboración para abordar los futuros desafíos de Atacama

01 / 09 / 20

Una inédita caída de un 14,1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país en el segundo trimestre del 2020, según informó el Banco Central, demuestra el complejo escenario económico y de empleo que atraviesa Chile, dinámica marcada por un impacto cada vez más pronunciado de la crisis sanitaria que nos afecta.

En Atacama, esta situación ha puesto presión sobre las actividades productivas locales, elevando los índices de desempleo a 12,3% en el trimestre mayo-julio, afectando las
fuentes laborales de familias que viven en nuestra región, esto sin contar un aumento de las personas que están fuera de la fuerza de trabajo -es decir, que no están buscando empleo por las condiciones actuales-.

A pesar de que son necesarias las medidas sanitarias para resguardar la salud de nuestra comunidad -donde los protocolos sanitarios tienen un rol significativo-, hoy también es importante, considerando el importante plan de reactivación que ha planteado el Gobierno y las perspectivas que tiene la región en términos de inversiones -según la Corporación de Bienes de Capital, CBC, se espera la concreción de proyectos evaluados en US$5 mil 794 millones para el próximo quinquenio, cifra que aumenta considerablemente para el largo plazo-, generar un trabajo conjunto para que realmente se concreten estas obras y además tengan un impacto positivo en Atacama.

Para eso es necesario seguir profundizando una labor conjunta entre el sector público, privado, académico, organizaciones sindicales, sociales y la comunidad, fomentando espacios de encuentro, participación y colaboración, con el objetivo de dar mayor valor regional a estas iniciativas y además proyectar cómo construir una Atacama con visión de futuro.

Lo anterior también significa dar posibilidades para que sean los trabajadores y las empresas locales -en su mayoría pymes- quienes puedan optar a los trabajos que se desarrollen en la zona, fomentando la creación de un ecosistema regional -que necesita ser potenciado con capacitación, certificación, datos estadísticos, innovación y nuevas tecnologías-, lo que además implica construir ciudades con mejor calidad de vida y bienestar para todos sus habitantes.

Como constructores creemos que podemos ser un valioso aporte en este tremendo desafío que tenemos por delante y que hoy más que nunca nos necesitará a todos unidos y trabajando juntos por nuestra querida Atacama.

Guillermo Ramírez

Presidente CChC Copiapó