Guillermo_Carbacho.jpg
Guillermo_Carbacho.jpg

Cambio de paradigma: Latinoamérica sigue viviendo de las materias primas

24 / 05 / 22

A menudo se acredita a Albert Einstein por definir a la locura como ‘estar haciendo la misma cosa una y otra vez esperando resultados diferentes’

Mientras algunos países pobres son ricos en materias primas, Singapur, por ejemplo, tiene un ingreso per cápita de 59.797,75 USD (2020). Uno de los ingresos per cápita más altos del mundo y no tiene nada materias primas.

Kodak, empresa relacionada a la fotografía, con la que muchos crecimos, no supo afrontar los cambios propios del paso del tiempo. Dicha empresa llegó a tener 140.000 empleados y por no innovar, fue desplazada por Instagram que solo tenía 13 empleados.

Una taza de café, en un Starbucks en Estados Unidos, le retorna al productor de café, solo el 3%.

Una camisa Polo, vale 95 dólares en Nueva York, la que es producida completamente en Perú. Y su costo apenas llega 7 dólares.

Chile es productor de dos materias primas consideradas estratégicas para el futuro del planeta y la Humanidad: el cobre y el litio; por lo mismo, no se puede ignorar las pretensiones del gigante asiático respecto de estos dos recursos. Se requiere voluntad política y trabajo con participación pública y privada para dar valor agregado a nuestras materias primas y poder competir en nuevos mercados.

Los nuevos vehículos eléctricos que se desarrollan en los mercados usan considerablemente más cobre que los vehículos convencionales.

Otro nuevo mercado para el cobre se desarrolló luego de que en el año 2008 la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US Environmental Protection Agency, EPA) registrara alrededor de 300 aleaciones que contienen el mineral como agentes antimicrobianos, que combaten la proliferación de bacterias que amenazan la vida. Éste se comenzó a utilizar en aplicaciones para evitar infecciones.

Revertir los efectos de la pandemia y reactivar la economía requiere un gran plan de desarrollo en dos sectores muy demandantes de mano de obra, la infraestructura y el sector construcción de viviendas, actualmente con un gran déficit.

La Electro-movilidad y el ferrocarril como pieza clave para el desarrollo del país. Y, por último, considerar los usos agrícolas, ante las futuras faltas de alimentos.

En el libro El Arte de la Guerra escrito hace 2.500 años por un estratega militar llamado Sun Tzu, dice en uno de sus principios tácticos: “QUE NO TE VEAN VENIR”