Presidente_CChC_Copiap%C3%B3_Carlos_Aguirre_Barraza_3_ok_ok.jpg
Presidente_CChC_Copiap%C3%B3_Carlos_Aguirre_Barraza_3_ok_ok.jpg

Atacama Resiliente

04 / 10 / 19

Hay un consenso cada vez más extendido, tanto a nivel social como científico, que actualmente nos enfrentamos a un nuevo contexto climático que obliga a tomar decisiones, con el objetivo de construir asentamientos humanos más sustentables y preparados ante eventos que ya han provocado daños en distintos lugares del mundo (según datos de la ONU, el 64% de la población mundial se ha visto afectada por este tipo de fenómenos desde 1992).

En nuestra región bien sabemos de estos efectos. Los aluviones de 2015 y 2017 en medio del desierto más árido del mundo, provocaron una herida de la que aún cuesta recuperarse, lo que hizo darnos cuenta el estado de vulneración al que estamos expuestos, lo que es una preocupación latente ante eventos que tarde o temprano volverán a ocurrir.

Como Cámara pensamos que para poder preparar a nuestras ciudades es fundamental generar un trabajo multidisciplinario, inclusivo y transversal, que incluya al sector público, privado, académico y social, pues sólo desde esa base, en que como región sintamos un empoderamiento sobre las necesidades que existen, será posible avanzar hacia la protección de los habitantes de Atacama.

Dentro de esta labor, la concreción de obras de mitigación -infraestructura estructural de gran envergadura-, que estén en concordancia con la experiencia vivida, como el desborde de ríos, y que también se vinculen con mejorar la calidad de vida de las personas -con, por ejemplo, la construcción de parques inundables-, es fundamental que se articule como el soporte del crecimiento de nuestras ciudades, lo que además debe ser complementado con una planificación urbana ad-hoc y la preparación de la comunidad ante una emergencia.

Este es un tema que llegó para quedarse y que la ONU o la Fundación Rockefeller -con su programa 100 ciudades resilientes- ya articulan en distintas ciudades del mundo, lo que además se verá potenciando con la realización de la COP 25 en nuestro país. Por lo que hemos vivido, no podemos quedarnos atrás. Es momento de convocar a diferentes actores, trabajar unidos con horizonte de largo plazo, mantener constantemente el tema en agenda y avanzar con decisión hacia la construcción de una Atacama Resiliente.

Carlos Aguirre

Presidente CChC Copiapó