FOTO_COLUMNA_JUAN_GONZALEZ_BELTRAN_WEB.jpg
FOTO_COLUMNA_JUAN_GONZALEZ_BELTRAN_WEB.jpg

Amenazas que también entregan oportunidades

02 / 10 / 15

El ministro de Energía, Máximo Pacheco, anunciaba hace algunos días que el sector energético es el que actualmente cuenta con más inversión en el país, superando incluso a áreas como la minería, en un hecho que no se veía hace por lo menos ocho años.

Y su aseveración tiene un gran sustento considerando que actualmente en Chile se construyen 45 centrales que aportaran en su conjunto 3.900 mega watts a la red energética, y que requerirán una inversión cercana a los USDS 11 mil millones para el levantamiento de estos proyectos, a lo cual se agregarán otros USD 2.000 millones en inversiones para su transmisión.

Esto refleja no sólo más inversión para aportar al desarrollo de la economía de la nación, sino trae consigo la apertura de nuevas oportunidades para las empresas nacionales y de paso nuevas opciones laborales para la masa laboral que existe y que ve con incertidumbre el futuro considerando la baja sostenible que hoy presenta el precio del cobre, hecho que ya está mostrando sus primeros efectos en algunas empresas productoras del metal rojo, con cierre de proyectos o la disminución drástica de la dotación directa e indirecta.

Por lo mismo la aparición de nuevas opciones en el sector energético es un salvavidas que nos invita a prepararnos de buena forma y aprovechar las energías renovables no convencionales que en nuestra región abundan y de las cuales también debemos sacar el mejor provecho para la sustentabilidad del territorio, sus habitantes y empresas; pero en armonía con el medioambiente.

La lección es que en los momentos complejos no sólo aparecen amenazas sino también oportunidades, y es aquí donde tenemos que actualizar nuestra visión y mostrar un renovado interés ante lo que nos está presentando el sector energético, a través de una mayor participación en capacitaciones y licitaciones, pues la mano de obra está y sólo falta especializarla. La invitación entonces es que no sólo se sumen los expertos y especialistas en el tema, sino que también las comunidades que vivirán en torno a estos innovadores proyectos.

Por Juan González Beltrán, presidente regional CChC Calama