Thomas_Muller_Esparza_Pte_CChC_Antofagasta1.jpg
Thomas_Muller_Esparza_Pte_CChC_Antofagasta1.jpg

Actualización Plan Regulador Comunal

24 / 03 / 17

La firma del Protocolo de Compromiso Ciudadano concretada esta semana es una muy buena noticia ya que permitirá avanzar en la actualización del Plan Regulador Comunal (PRC) de la ciudad y en definitiva se traducirá en más calidad de vida para los antofagastinos. Una necesidad apremiante frente el crecimiento demográfico e industrial de la capital regional y que esperemos pueda significar a futuro mejorar algunos problemas urgentes como los de conectividad y transporte.

Ahora el desafío para la municipalidad y la empresa a cargo de iniciar los estudios es cumplir con el plazo definido y no extenderse más allá de los plazos establecidos para así actualizar el PRC que entregue una mirada de largo plazo construida mediante un proceso participativo donde prime el respeto de las ideas y opiniones diversas que puedan surgir en el camino. El trabajo que deberá realizar la consultora debe ser apoyado desde el primer día por todos los organismos pertinentes, tanto públicos, privados como comunitarios, que puedan hacer sus aportes relevantes en cada temática. En este punto cumple un rol primordial el trabajo coordinado y colaborativo entre la Seremi de Vivienda y el municipio, como ha sido el caso en otras ciudades de la región.

De acuerdo al estudio Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) presentado en mayo del año pasado, Antofagasta retrocedió 17 puntos respecto al año 2015 ubicándose en el puesto 28. Este es un argumento sólido para sostener que el proceso que viene por delante respecto al PRC genera altas expectativas como instrumento de planificación territorial. Sobre todo considerando la propuesta de CREO Antofagasta que propone “crecer hacia adentro utilizando el espacio disponible”, la cual señala que en nuestra ciudad hay 1050 ha sin usar, espacio equivalente a la superficie de Iquique, y que a su vez explica que se necesitan 1900 ha para cubrir la demanda de vivienda y comercio.

En nuestro sector sostenemos que la densificación y renovación son claves para proveer nuevo suelo urbano concentrándose en las áreas deterioradas, pero ubicadas en sectores ya consolidados que cuentan con buenos accesos al transporte y a los servicios, ello sumado a la creación de un barrio industrial urbanizado y bien ubicado, como una plataforma logística en la ruta B-400 que brinde el soporte que necesita la minería. Asimismo, el nuevo PRC tendrá que hacerse cargo del déficit habitacional y ocuparse de mejorar los estándares de infraestructura y movilidad urbana. Ahí radica también la importancia de los expertos en relación a la comprensión técnica de este instrumento de planificación territorial que será sin duda un aporte al desarrollo urbano de Antofagasta y a la calidad de vida de sus habitantes.

Thomas Muller Esparza

Presidente Cámara Chilena de la Construcción Antofagasta