LFM1_columna.jpg
LFM1_columna.jpg

Un anuncio que nos deja tarea a todos

01 / 06 / 15

Los anuncios presidenciales nunca pasan desapercibidos, menos cuando se trata de Calama que a gritos reclama históricamente una mejor calidad de vida y bienestar para sus habitantes. Por lo mismo la visita de la presidenta Bachelet a la zona y su posterior anuncio del 21 de mayo en el Congreso abre una puerta de esperanza para cumplir los postergados anhelos y sueños de quienes habitamos esta bendita tierra.

Por lo pronto, la entrega de 90 mil millones viene como anillo al dedo para alimentar de manera concreta y no artificial el Plan Especial de Inversiones para Calama, que se verán reflejados en proyectos emblemáticos para mejorar la conectividad y equipamiento urbano de la comuna y de la provincia, entre otras ventajas.

Nos alegra saber sobre la creación de esta especial política pública que no sólo tendrá una atención diferenciada del Estado hacia Calama y su gente, sino traerá el ansiado desarrollo que esperaban. Mejor aún es saber que se hace a través de un decreto supremo que obliga a las autoridades a impulsar cada una de las obras consideradas en la cartera de proyectos que trabajaron conjuntamente el Gobierno Regional, la Subsecretaria de Desarrollo Regional y el municipio local. Esto último también refleja el camino a seguir, es decir, cuando las voluntades y las fuerzas se unen y se hacen de manera participativa sin egoísmos ni protagonismos personalizados se consiguen logros como el que oficializó Su Excelencia la semana pasada para construir en el corto, mediano y largo plazo obras emblemáticas dentro del Plan Nuevos Tiempos para Calama, como serán dos corredores que mejoraran urbanísticamente la ciudad y la conexión con los poblados ubicados en Alto Loa; además del nuevo edificio consistorial y el Parque Las Vegas, entre otros proyectos.

La guinda de la torta la marcaría el reinicio de la construcción del nuevo Hospital de Calama. Si bien hay un tema legal por resolver entre las partes involucradas, por lo menos se visualiza también la voluntad de las autoridades y de la empresa constructora que estuvo a cargo para resolver el tema y así la comunidad cuente pronto con un centro asistencial de nivel y acorde a sus postergadas necesidades.

Está claro entonces que el guante ahora lo tenemos nosotros como autoridades y ciudadanos para cumplir técnicamente los proyectos que se verán beneficiados con estos recursos, como asimismo fiscalizar para que se cumpla en los plazos y condiciones que se elaboraron, y así no nos llevemos nuevamente una ingrata sorpresa.

Luis Farías Muñoz

Presidente Regional

Cámara Chilena de la Construcción Calama