Conversatorio_de_Mujeres_de_Boetsch_Sur.jpg
Conversatorio_m.jpg

Trabajadores de siete empresas de la construcción de Los Ríos han participado en instancias de diálogo y reflexión “Sentémonos a Conversar”

16 / 05 / 22

Desde marzo de este año, específicamente desde el Día del Trabajador y la Trabajadora de la Construcción, quienes forman parte de las empresas socias de la Cámara Chilena de la Construcción comenzaron a participar a lo largo de todo Chile en un ciclo de diálogos llamados “Sentémonos a Conversar”. A través de encuentros en sus empresas, en los mismos lugares donde desarrollan sus faenas, trabajadoras, trabajadoras y empresarios han compartido experiencias, hablado sobre sus necesidades de apoyo social y de los efectos emocionales que la pandemia han generado en sus vidas. Todo esto en torno a pisos azules, los símbolos de estos diálogos. En Los Ríos, siete empresas ya han desarrollado sus conversatorios. Gracias a ellos, 86 trabajadores han tenido la oportunidad de expresar sus puntos de vista sobre su vida laboral. A nivel nacional, hasta la fecha, han sido 340 las empresas que han participado en estos diálogos.

El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción sede Valdivia, Fernando Vásquez, valoró el interés que las empresas socias inscritas han mostrado por la iniciativa e indicó que es muy importante continuar con estas instancias, integrándolas como una buena práctica periódica. “El diálogo con los trabajadores crea cercanía y vínculos permanentes. Compartir experiencias permite, además, detectar cuáles son los caminos para que la industria sea más sostenible. Es por esto que esperamos que las empresas que han participado en Sentémonos a Conversar sigan comprometidas y que se sumen más organizaciones a esta idea”, explicó.

En Los Ríos, las empresas que se han sumado son Milival, Boetsch Sur, Constructora Oyarzo Kramm, Valdilum, Valko, Los Maitenes y Cifuentes y Rubio. Gerardo Boetsch, gerente general de la empresa socia de la sede Valdivia Constructora Boetsch Sur, expresó que “Sentémonos a Conversar ha sido una muy buena iniciativa porque nos ha permitido crear mejores relaciones con los trabajadores de manera transversal. Gracias a instancias de este tipo podemos estar atentos a sus inquietudes y necesidades, pero además son valiosas las relaciones que se generan entre los trabajadores después de cada diálogo. Se conocen mejor y comparten sus visiones. No teníamos esta práctica antes de que se instalarán los Sentémonos a Conversar y luego de esta experiencia consideramos que es muy importante adoptarla y fomentarla”.

Conversatorio de mujeres

Uno de los conversatorios más novedosos de la sede fue el encuentro desarrollado en la obra El Arrayán de Boetsch Sur, donde doce trabajadoras tuvieron la oportunidad de analizar la realidad de las mujeres en el rubro, sus oportunidades dentro de la industria e interés por seguir perteneciendo a ella. Durante la conversación manifestaron que se sienten integradas a la empresa y que están muy interesadas en capacitarse en áreas como cerámica, carpintería y electricidad. Una de las participantes fue Emelicia López, quien relató: “En el encuentro hablamos del grupo de trabajo, de los compañeros y compañeras y de que entre todos hay apoyo. Igual me gustaría hacer más cosas en la construcción, aprender más, y mis compañeras también están de acuerdo con eso. Fue muy bueno y entretenido poder reunirnos”.

Por parte de la sede Valdivia de la CChC estuvieron presentes los representantes del Grupo Mujeres Paulina Haverbeck y Jean Pierre Lacrampe, además de la prevencionista de riesgos Carla Catalán. Por parte de la empresa, junto con las trabajadoras participó su prevencionista de riesgos Robinson Hernández.

Otros temas tratados

Además de la integración de las mujeres en el rubro, también han sido tratados otros temas escogidos por cada organización. Los trabajadores de Milival hablaron principalmente sobre sus necesidades de apoyo social; en la obra Catedral de Cifuentes y Rubio se dialogó sobre seguridad laboral, mientras que el encuentro desarrollado en la obra Casa Hornauer Abello, de Constructora Oyarzo Kramm se analizaron tópicos como bienestar emocional, salud mental, comunicación y trabajo en equipo. Erwin Fuentes, soldador de la Constructora Oyarzo Kramm, contó que trabaja en el rubro hace 16 años. “Las charlas y conversatorios sirven para conocer mejor a los colegas con los que trabajas. A veces estamos todo el día haciendo cosas, pero no tenemos tiempo para conocer el lado más humano tanto de los otros trabajadores como de las jefaturas. Con esto tenemos el agrado de saber cómo somos, contar cosas sobre nuestras vidas y escuchar lo que le está pasando a los demás. En nuestro encuentro hablamos harto sobre el compromiso, sobre hacer el trabajo de manera profesional. Fue muy entretenido”, relató.