Visita_desaladora_CChC_Copiap%C3%B3_1.jpeg
Visita_desaladora_CChC_Copiap%C3%B3_1.jpeg

Socios de la CChC Copiapó visitaron la primera planta desaladora estatal para consumo humano construida en Chile

17 / 11 / 21

Con el objetivo de enfrentar la crisis hídrica que vive la región de Atacama, asegurando la disposición de agua potable para los próximos cuarenta años en las comunas de Caldera, Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla -que incluyen el 75% de la población regional-, gracias a una alianza entre Econssa y Nueva Atacama, se encuentra lista para entrar en funcionamiento la primera Planta Desalinizadora Estatal de Agua de Mar que se ha construido en el país.

Para conocer sus aspectos técnicos, los niveles de innovación y la tecnología de punta con la que contará, tanto en su fase de construcción como en la operación de la planta, un grupo de socios de la Cámara regional de Copiapó, guiados por directivos de Nueva Atacama, visitaron uno de los proyectos más importantes que se han concretado en la región -está ubicado en Caldera- considerando el impacto social que tendrá en la zona.

Cabe destacar, que la construcción de la planta se ejecutó en tres etapas, las que una vez terminadas permitirán una capacidad máxima final de 1.200 litros por segundo (l/s) de agua tratada a través de una planta de osmosis inversa (proceso en el que se obtiene agua dulce del agua salada), desde donde será impulsada a los distintos puntos de abastecimiento mediante acueductos. El proyecto implicó un costo total estimado de inversión de US$150.000.000 y pone a la región a la vanguardia de uno de las áreas más importantes para el futuro de Atacama.