CChC_CPP_-_Nueva_Uni%C3%B3n_1.jpg
CChC_CPP_-_Nueva_Uni%C3%B3n_1.jpg

Socios de la CChC Copiapó conocen proyecto Nueva Unión

21 / 09 / 16

Una de las iniciativas más relevantes que se desarrollarán en Atacama, fue presentada en dependencias de la Cámara Chilena de la Construcción.

Ubicado en la provincia del Huasco, región de Atacama, el Proyecto Nueva Unión representa una de las iniciativas más importantes que se pondrán en marcha en la zona, no sólo por el nivel de producción (se estiman 190 mil toneladas de cobre anuales y 315 mil onzas anuales de oro), la cantidad de puestos de trabajo que generará (4 mil en la fase de construcción y 1.400 durante la operación) y una vida útil que se le calcula en aproximadamente 32 años, sino porque su conformación como proyecto ha sido de una manera innovadora, en cuanto a bajar costos y mejorar su producción: se unieron dos proyectos distintos, El Morro (Goldcorp) y Relincho (Teck), formando Nueva Unión.

Para presentar los detalles de esta iniciativa a socios de la Cámara Chilena de la Construcción Copiapó, hasta las dependencias de la sede del gremio llegó Esteban Illanes, Gerente de Comunicaciones y Relaciones Gubernamentales de Nueva Unión, quien hizo un detallado análisis de sus principales aspectos y de los objetivos que se han planteado en esta primera etapa, vinculadas a un importante relacionamiento con las comunidades de la zona y la proyección de un trabajo con proveedores locales, fundamentalmente asociado a cerrar brechas de certificación que impidan su ingreso a la faena.

Gian-Franco Vecchiola, Vicepresidente de la CChC Copiapó, junto con destacar la presentación, explicó que el mejorar la labor de los contratistas en la región va en línea con el trabajo desarrollado por el gremio de la construcción, “especialmente en lo que tiene que ver con seguridad y productividad, que es un foco donde como Cámara estamos trabajando”.

Al mismo tiempo, el dirigente gremial destacó que el proyecto Nueva Unión quiera integrar mano de obra local y contratistas de la zona, pues ayudará a que la comunidad se sienta comprometida con su desarrollo, por lo que “desde ya esperamos poder comenzar una labor en conjunto y fortalecer lazos, para que justamente seamos los actores regionales, como trabajadores y empresas, los que podamos acceder a estas labores y no, como ha pasado en otras ocasiones, que toda la logística venga desde afuera”.

Se vislumbra que Nueva Unión ingresaría con estudio de pre-factibilidad en 2017 y comenzaría su operación en 2020 ó en 2021.