sentemonos-a-conversar.jpg
sentemonos-a-conversar.jpg

Últimos días: Sentémonos a conversar, una instancia de reflexión para escucharnos y mirar hacia el 2021

28 / 12 / 20

Este 18 de diciembre se llevará a cabo la segunda jornada de Sentémonos a Conversar, una instancia destinada a que trabajadores, ejecutivos, empresarios, dirigentes gremiales y autoridades hagan un alto en sus labores y generen un espacio en el que podamos mirarnos, escucharnos y comenzar a construir juntos un camino que nos permita enfrentar el 2021.

Al igual que el año pasado, cuando se celebró por primera vez la instancia, el año 2020 también deja mucho tema para dialogar, escuchar y pensar en el próximo año.

En los últimos años la Cámara Chilena de la Construcción viene impulsando con fuerza una nueva forma de relacionarse, tanto hacia el interior de la organización como con el entorno, en plena coherencia con su misión, que busca mejorar la calidad de vida de las personas comprometidos con el desarrollo sostenible del sector.

En este desafío, el encuentro, el diálogo y el trabajo colaborativo pasan a ser elementos centrales de su gestión, promoviendo la comunicación como el camino para establecer lazos de confianza y alcanzar acuerdos que permitan avanzar hacia la construcción de un mejor país.

[INSCRÍBETE EN SENTEMONOS A CONVERSAR]

En ese contexto, en 2019 nace Sentémonos a Conversar, que movilizó a más de 1.300 empresas y alrededor de 500 mil trabajadores a lo largo de todo Chile en torno a algo tan simple pero tan importante como hablar y generar un espacio de escucha activa, desde el respeto y la franqueza. Así, ese 5 de noviembre nos reunimos para reflexionar sobre seguridad, pero también para entender mejor lo que nos estaba pasando como país y escuchar de primera fuente las preocupaciones, necesidades y anhelos de nuestros trabajadores.

Versión 2020

Este año hemos sido sacudidos por una de las crisis más importantes en la historia reciente de la humanidad, que dejará una huella importante en la vida de muchas generaciones. Nuestro sector, nuestros trabajadores y sus familias, se han visto fuertemente impactados por ella.

Pero lejos de paralizarnos, hemos sido capaces de adaptarnos y transformar nuestra industria, generando nuevas condiciones laborales y de seguridad en nuestras obras, faenas y centros de trabajo, para proteger la salud de las personas, la sostenibilidad de las empresas y el empleo y fuente de ingresos de cientos de miles de trabajadores y sus familias.

Fuimos capaces de asumir un compromiso de largo plazo, a través del desarrollo de un modelo de gestión sanitaria, que comprende la adhesión al protocolo sanitario, la implementación de las medidas que establece y el monitoreo de su cumplimiento, así como la permanente reportería que asegure la trazabilidad y nos permita actuar de manera oportuna para mantener bajas tasas de contagio, manteniendo, además, vías de comunicación con la comunidad.

Y esto lo hemos hecho juntos, trabajadores, empresarios y autoridades, trabajando de manera colaborativa, elevando nuestros estándares hasta ser reconocidos como una actividad segura, factor fundamental para la reactivación del sector y un ejemplo en términos de compromiso empresarial y desarrollo sostenible.

Y es por ello, que se hace más necesario que nunca tomar una pausa para reflexionar y compartir experiencias sobre todo lo que nos ha ocurrido este año, cómo lo hemos enfrentado, qué podemos hacer para seguir mejorando y proyectar lo que viene.

[INSCRÍBETE EN SENTEMONOS A CONVERSAR]