A-12.jpg
A-12.jpg

Construcción regional se mantiene contraída: creció 1,2% entre enero y noviembre 2015

19 / 01 / 16

La actividad de la construcción de la Región de Valparaíso registró un aumento de 1,5% en noviembre pasado, comparada con igual mes del año anterior. Y en el balance de enero a noviembre de 2015, anotó un crecimiento acumulado de sólo 1,2% respecto del mismo período de 2014, manteniendo una preocupante tendencia a la baja.

Así lo informó el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción Valparaíso Marcelo Pardo, quien dio a conocer hoy el Índice de Actividad de la Construcción Regional (INACOR) que prepara la Gerencia de Estudios de la entidad gremial.

“Lamentablemente las cifras dan cuenta de un virtual estancamiento de la construcción regional, la que ha mantenido desde el año pasado pobres números, azules sólo por el sector inmobiliario y como efecto de la entrada en vigencia del IVA a la vivienda”, explicó el dirigente gremial.

El dirigente expresó que, de acuerdo a la CChC, la zona centro del país incluidas las regiones de Valparaíso, Metropolitana y de O´Higgins, “muestran signos de dinamismo impulsado por el mercado de viviendas nuevas producto del adelantamiento de las ventas inmobiliarias, en respuesta a la futura aplicación del IVA a la vivienda. No obstante, el Informe de Percepción de Negocios (del Banco Central) destaca la escasez de nuevos proyectos de inversión privada ligados a los sectores de construcción comercial e infraestructura”.

Pero a ello hay que agregar los problemas que presenta la inversión pública, que en opinión del dirigente empresarial es clave para la reactivación del sector. De acuerdo al INACOR “se perciben retrasos en las licitaciones o asignaciones de las obras civiles, lo que se suma a que las obras públicas licitadas son insuficientes para compensar el deterioro de la inversión”.

Además Marcelo Pardo señaló que la preocupación gremial se ha incrementado por el término del efecto IVA y en especial por “la incertidumbre que representa para la inversión sectorial el tema de la Reforma Laboral, que será nefasta para las Pymes del sector”.

A esto se suman los mayores costos que enfrenta la construcción por el aumento de exigencias regulatorias, el cambio de normativa de provisiones en la banca y por el alza del precio del dólar, que golpea duro a un sector que trabaja especialmente con insumos importados.

La situación tiene muy preocupada al gremio de la construcción regional, que ha advertido que todos los elementos de análisis hacen pensar que la actividad se mantendrá baja este año. “En 2016 la inversión en construcción estará prácticamente estancada en la región por los factores conocidos, como menor actividad de la economía; incertidumbre por reformas estructurales; serios problemas de provisión de suelo urbano; encarecimiento de la construcción por temas regulatorios y por alza del dólar; y las crecientes restricciones bancarias para créditos hipotecarios y para el financiamiento de proyectos”, argumentó el dirigente gremial.

En este sentido Marcelo Pardo también llamó la atención sobre el impacto que significa “la existencia de muchos proyectos detenidos y de otros que no llegarán si quiera a gestionarse, lo que sin duda afectará la creación de puestos de trabajo en un sector fundamental para el empleo y para toda la actividad económica regional”, entre los que enumeró los proyectos de infraestructura portuaria en Valparaíso, los hospitales en la zona interior y las iniciativas habitacionales en el plan de Viña del Mar.

“Como gremio estamos muy preocupados por la caída de la actividad constructora que es el motor de toda la economía regional y el más potente generador de empleo en la zona. Pero el estancamiento mayor vendrá lamentablemente en los próximos meses”, concluyó Valparaíso.

ACTIVIDAD NACIONAL

En tanto, durante octubre y noviembre de 2015 el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (IMACON), medida de alcance nacional, mantuvo modestos niveles de crecimiento, con aumentos de 2,1% y 1,3% anual respectivamente, lo que significa que la actividad sectorial se mantiene deprimida en relación a igual periodo de 2014. Estos resultados se sustentan en la ejecución de proyectos habitacionales, la actividad en obras de mantención del stock de capital existente y el efecto de bases de comparación poco exigentes.

El gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Javier Hurtado, explicó que “desde enero de 2013 el ritmo de crecimiento del indicador permanece bajo su tasa promedio histórica de 4,6% anual, coherente con la insuficiente rotación de nuevos proyectos de inversión en infraestructura productiva privada, principalmente, en el sector de la minería”.