Encuentro_mandante_contratista.jpg
Encuentro_mandante_contratista.jpg

Encuentro mandante-contratista aborda índices de productividad laboral

18 / 11 / 15

Reunión entre representantes de mineras y empresas socias de la CChC Copiapó, estuvo marcada por la presentación “Buenas prácticas para la productividad en minería” realizada por la CDT.

Con la baja en el precio de los commodities y el aumento del valor de los insumos (como energía), la productividad laboral es uno de los temas más importantes que debe abordar el país, tomando en cuenta lo importante de la actividad minera para su futuro crecimiento económico. Con este escenario, la Cámara Chilena de la Construcción, en conjunto con el Consejo Minero, y en base a un estudio realizado por la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT), han acordado una alianza estratégica, tomando en cuenta lo incidente de un sector sobre el otro, ya que el 60% de la inversión de un proyecto minero corresponde a construcción.

En Atacama, donde la minería es la principal actividad económica (representa más del 40% de su Producto Interno Bruto), realizar una bajada a esta iniciativa se prevé relevante para su desarrollo. Es así que en dependencias del gremio de los constructores, se reunieron representantes de empresas socias de la CChC con mineras de la zona, entre las que estuvieron Candelaria, Gold Corp, Carmen Bajo y Codelco Salvador.

“En tiempos económicamente complejos, debemos empezar a trabajar sobre temas estructurales, aquellos que permitirán que el desarrollo económico se mantenga en el tiempo y que no dure períodos tan marcadas, como suele suceder en Atacama. La productividad laboral es uno de ellos; detectar los tiempos de pérdida y hacer más efectivo el trabajo, es algo por lo que no se puede seguir esperando”, comentó Yerko Villela, Presidente de la CChC Copiapó.

El estudio “Buenas prácticas para la productividad en la minería”, que fue presentado en la ocasión por Carolina Tapia, Subgerente de Gestión de Proyectos de la CDT, demuestra que actualmente existe alrededor de un 51% de tiempo no utilizado o perdido en construcción minera. Con estos índices, se proponen distintas acciones, que buscan al 2020 aumentar en 60% el tiempo efectivo de trabajo, logrando un ahorro anual de US$300 millones.

El plan estratégico incluye coordinación integrada de proyectos; gestión de actividades previas al inicio del proyecto; planificación logística y operacional; y marco regulatorio normativo y gestión de recurso humano, donde se incluyen iniciativas como hacer más efectivo la entrega de soporte y optimizar los sistemas de turnos. Así, quienes participaron de la reunión, plantean seguir en un trabajo en conjunto que permita mejorar uno de las áreas donde está al debe nuestro país: la productividad laboral.