CCUB7778.JPG
CCUB7778.JPG

Director del “Índice de Calidad de Vida Urbana” (ICVU) profundizó sobre realidad de la nueva región

05 / 10 / 18

En dependencias de la Cámara Chilena de la Construcción Chillán se desarrolló la exposición del director del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU), Arturo Orellana Ossandón, quien analizó las cifras considerando la reciente creación de la Región de Ñuble.

En la actividad participaron la presidenta de la CChC Chillán, María Eugenia Rojas Elorrieta, el Seremi de Agricultura Fernando Bórquez, la Seremi del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género Bárbara Hennig, el director de la División de Arquitectura del MOP en Ñuble, Pablo Sarpi, la encargada regional de la Subdere Bárbara Kopplin, profesionales de entidades públicas y privadas y socios de la CChC Chillán.

La presidenta de la CChC Chillán, María Eugenia Rojas Elorrieta señaló que este tipo de actividad impulsada por el gremio de la construcción contribuye a potenciar el desarrollo del territorio, ya que de su análisis se desprenden problemáticas muy importantes para los ciudadanos de la región. “Consideramos que Ñuble debe preguntarse, qué necesita para poder aprovechar este impulso que nos ha entregado el país, cómo funcionan los sistemas de transporte, los sistemas de salud, el acceso a la vivienda entre otros aspectos. Sabemos que nuestra nueva región parte con algunas dificultades, pero estamos seguros, que trabajando de manera colaborativa entre el mundo público y privado podremos mejorar la calidad de vida de los habitantes de Ñuble”, señaló la líder gremialista.

En el relato Arturo Orellana comentó que Chillán se sitúa en un rango medio (57) es decir está dentro de las ciudades que tienen calidad de vida promedio país, con déficit orientados a la salud y al desarrollo empresarial. “Los rezagos están, fundamentalmente, en el ambiente de desarrollo de negocios y en temas relacionados con salud y medio ambiente y los últimos años también se ha sumado el tema de conectividad y movilidad. Son aspectos no resueltos, entendiendo que Chillán y Chillán viejo se han transformado en un área metropolitana”, comentó.

Otro de los puntos que destacó fue la enorme oportunidad que tiene el territorio a partir de la descentralización, ya que, con la creación de la región de Ñuble, ya no hay autoridades de Concepción que se deban hacer cargos de los problemas locales. Ahora sabemos a quién culpar, antiguamente, Ñuble, era parte de la región del Biobío por lo tanto la responsabilidad la tenía Concepción, ahora la culpa será de las autoridades locales, más aún si el próximo año el Gobernador será elegido, por lo tanto, uno podrá exigirle que aquellas cosas, que hoy no están bien en materia de calidad de vida urbana, sean asumidas como parte de las tareas de gobierno”, enfatizó Orellana.

Las otras comunas de la Región de Ñuble que aparecen en la medición son San Carlos (54) y Chillán Viejo (35).  El Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) se viene desarrollando en conjunto con la CChC desde el año 2011 con mediciones realizadas a ciudades chilenas de más de 50 mil habitantes.