IMG_2307.JPG
IMG_2307.JPG

Construcción apuesta por mejorar relaciones con clientes, comunidad, medioambiente y trabajadores

04 / 08 / 15

Hace poco más de un año se generó una severa polémica entre organizaciones sociales y el sector inmobiliario, ya que adujeron que el Nuevo Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental dejaba fuera de análisis a los proyectos residenciales en zonas altamente contaminadas, dando así luz verde a la construcción de diversas iniciativas.

Lejos de eludir el tema, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) lanzó un proyecto destinado a autorregular al sector y optimizar la relación con los públicos relacionados y el entorno. Se trata del Programa Buenas Prácticas que tuvo como antecedente el programa Buen Constructor, pero que ahora busca alinear las operaciones residenciales con el eje de Sostenibilidad del gremio.

Para socializar esta apuesta, fue el propio presidente del programa Buenas Prácticas, Alfredo Egaña, quien se reunió con empresas inmobiliarias socias de la CChC La Serena para conocer las externalidades que tiene esta idea. "Este programa es una herramienta gratuita para los socios del gremio y ayuda a las empresas en temas relacionados con los clientes, la comunidad, el medioambiente y los trabajadores, generando sólo beneficios. Es una ayuda memoria de lo que deben preocuparse las empresas para tener menor roce con el entorno, ser amigables con los vecinos y constituir una relación de barrio", precisó Egaña.

Tal como lo explicó Egaña, los cuatro ejes que considera este proyecto son esenciales para mejorar la relación. En materia de medioambiente se busca reducir la contaminación de residuos y ruidos; en tanto que para los trabajadores el objetivo es disponer de garantías y comodidades, mientras que para los clientes se espera entregar mayor información, de manera que sepan lo que van a comprar, principalmente por la modalidad de venta en blanco y verde. Finalmente en comunidad la postura es insertarse positivamente tomando en consideración a los vecinos y sus inquietudes.

MEJORES OPERACIONES

Mauricio Araya, presidente del Comité de Vivienda e Inmobiliario de la CChC La Serena, subrayó en la necesidad de que las empresas socias adscriban a esta apuesta, puntualmente por la incidencia operativa. "El Programa Buenas Prácticas ayuda en el día a día de las operaciones de construcción, de manera de aumentar la productividad, disminuir los problemas y convirtiéndonos en mejores vecinos. Debemos actuar de manera responsable con nuestro entorno, informando y generando beneficios para la comunidad, a través del desarrollo de buenas obras", manifestó Araya.

Como una manera de establecer el grado de incidencia de esta iniciativa en las empresas inmobiliarias, la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la CChC, promueve la ejecución de proyectos de sostenibilidad. En los últimos dos años se han presentado 266 propuestas, donde la sede La Serena ocupa el tercer lugar con 19, sólo superado por Santiago que presenta 159 y Concepción con 31. "La principal ventaja de disponer de este tipo de proyectos es que se consigna un informe objetivo que compara labores, genera acciones preventivas y evita situaciones indeseadas", explicó Carlos López, gerente de Estudios y Desarrollo Regional de la CDT.