WhatsApp_Image_2022-07-06_at_10.02.53_AM_.jpeg
WhatsApp_Image_2022-07-06_at_10.02.53_AM_.jpeg

Conferencia Internacional de Ciudad 2022: proyectando barrios equitativos

06 / 07 / 22

Este miércoles se desarrolló la segunda jornada de la Conferencia Internacional de Ciudad, instancia en la que se abordó el desafío de cómo se logra proyectar barrios equitativos.

En este sentido, el alcalde de Renca Claudio Castro fue el encargado de dar la apertura de esta jornada reflexionando sobre la realidad de distintas comunas y la relación entre democracia y ciudad que, como aseguró, puede no parecer tan obvia, pero es evidente: “Es en la ciudad donde tenemos barrios completos tomados por el crimen organizado y el narcotráfico en un momento en que la mayor preocupación de la ciudadanía es la inseguridad. Es en la ciudad donde nos encontramos con comunas cuya ribera del río Mapocho es un parque, y otras donde es un basural o una toma. Y es en la misma ciudad donde el lugar de residencia está estrechamente vinculado a la probabilidad de morir si me contagio por el Covid”.

Según detalló el alcalde, la desigualdad urbana se expresa en cada aspecto de la vida de las personas. “En el acceso al transporte público y a áreas verdes mantenidas, en la calidad de la infraestructura urbana, en salud, en educación, entre tantos otros ámbitos”, es por esto que “hoy estamos hablando del “derecho a la ciudad”, esto es, que los beneficios de la vida urbana sean accesibles para todos y todas quienes las habitamos: Es construir ciudades, comunas y barrios equitativos” enfatizó Castro.

Durante esta jornada, la exposición principal estuvo a cargo de Emily Talen, socióloga y doctora en Geografía Urbana de la Universidad de California y profesora y directora del Laboratorio de Urbanismo de la Universidad de Chicago. Su presentación estuvo enfocada en las complejidades que existen actualmente en la definición de barrios y a los mínimos que estos deberían cumplir en el mundo moderno.

Talen definió y explicó que un barrio contemporáneo debiera siempre aspirar a tener tres elementos para convertirse en un vecindario ideal:

-Identidad: “Sus residentes saben dónde queda y si pertenecen a ella. Hay algún lugar en el barrio que funciona como el centro, que puede ser un edificio, un parque o un lugar físico que funcione como un lugar colectivo”.

-Conexión: “Tienen que estar conectados. No tienen que estar aislados ni insulares o separados de sus alrededores. Uno quiere que un barrio tenga instalaciones y servicios que la gente necesita en su vida cotidiana, que sean accesibles a nivel local y ojalá dentro del mismo barrio. Parte de esta conexión es social, hay diversidad social en su interior, y si no la hay, está dispuesta a que la haya”.

-Voz colectiva: “Tiene que tener alguna forma de expresarse colectivamente, algún medio de representación, alguna forma en la que los residentes se pueden involucrar y hablar con el mismo exterior con una voz colectiva”.

“Estas cualidades fomentan un sentido de cuidado, de hacerse responsables del mundo que nos rodea afuera de nuestros hogares”, explica Talen, y añade: “Esto no funciona si el barrio no tiene identidad, si es solo una sección en el mapa. Y más importante, queremos alejarnos de barrios donde todos sean del mismo segmento social. Queremos barrios que tengan diversidad” concluyó Talen.

Y para analizar y hacer una bajada local respecto a esta forma de crear barrios equitativos, se desarrolló un panel en el participaron Carla Amtmann, alcaldesa de Valdivia y Stella Schroeder, doctora en Estudios Urbanos de la Universidad de Piura, Perú.

Revive la jornada AQUÍ