luis_maturana_y_ETC.JPG
luis_maturana_y_ETC.JPG

Con teoría y práctica en su propia obra la ETC-CChC capacitó a 32 trabajadores de la construcción

04 / 12 / 15

Un total de 32 trabajadores de Lemat recibieron su certificación tras cursar el Programa de Formación en Obra, realizado por la Escuela Tecnológica de la Construcción (ETC), de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que significó 40 horas de ardua labor de cada uno de los inscritos con miras a perfeccionar su quehacer.

Lo particular de la capacitación impulsada por la ETC es que todo el proceso se desarrolló en la misma obra donde se desempeñan (“Vista de Azapa”), tanto la parte teórica como práctica, lo que implica importantes ventajas para las diversas partes involucradas, ya que el trabajador no debe desplazarse de su locación, aprende en un lugar que conoce y puede relacionarse directamente con su jefatura para analizar sus avances.

En lo particular, las áreas de capacitación que fueron impartidas y que recibieron su distinción fueron: concreteros (12 trabajadores), enfierradores, trazador, y carpinteros en obra gruesa y moldaje; quienes uno a uno recibieron su diploma que acredita su experticia, los que fueron saludados por Luis Maturana, gerente de Lemat y consejero nacional de la CChC, quien alabó la labor mostrada por las personas que se inscribieron en el curso.

Entre los estudiantes hubo espacio para destacar la labor de Roberto Romo Olivares, quien obtuvo un puntaje de 98,82; el más alto del grupo quien profundizó su quehacer en torno a enfierrador.

“Seguir aumentado los conocimientos que uno tiene en enfierradura y ver temas que como trabajador no tenemos tantos estudios. Fueron horas de sacrificio y esto se valoriza, uno se hace más persona, más trabajador. Las clases fueron muy entretenidas. Ojalá pueda ser más seguido”, expresó Romo.

En tanto, Maturana esgrimió razones relativas a que en la vida es necesaria una constante capacitación para seguir progresando y continuar siendo competitivo, junto con agregar que este es un beneficio donde todos se ven favorecidos.

“Lo más importante es hacer crecer a nuestra gente, profesionalizar un gremio que por concepto siempre ha sido mirado a menos. Con esto todo ganan la empresa, la gente; todos crecemos juntos. Nuestra realidad ha ido cambiando radicalmente, la carrera en el gremio es que en general se entra como ayudante, aprendiendo y en esto es donde queremos ayudarlos para que pueda seguir sólidamente para arriba”, dijo Maturana.

Finalmente, los asistentes vieron un video de otras experiencias realizadas por la ETC y luego compartieron sus experiencias, donde anónimos hombres como Romelio Contreras o Luis Lagos se esmeran y capacitan para construir un Chile mejor.