IMG-20170525-WA0027-1.jpg
IMG-20170525-WA0027-1.jpg

CChC llama a la continuidad de obras y extremar medidas de prevención ante el Covid-19

12 / 04 / 20

Ante el preocupante panorama proyectado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) para los próximos meses en el sector producto de la crisis sanitaria por el Covi-19, en que se prevé una caída de 10,5% anual en la inversión del sector a nivel nacional pudiéndose perder 75.000 empleos (12%) hacia fines de año, la gremial de Temuco llamó a las empresas socias a continuar con los proyectos y reforzar medidas sanitarias para evitar la paralización.

El gremio constructor insistió en que deben intensificarse las medidas de prevención al interior de las obras para proteger la salud de los trabajadores, el empleo y evitar nuevas paralizaciones, como ha ocurrido en comunas que se encuentran bajo cuarentena como Temuco, donde la paralización es total a la fecha, afectando a unos 3 mil trabajadores contratados directa e indirectamente según un catastro de la gremial.

“La gran mayoría de las obras del gran Temuco se encuentran paralizadas por motivos de la cuarentena total, complejizando el flujo circulante a las empresas constructoras y aumentando con ello las probabilidades que algunas de ellas caigan en insolvencia y con consecuencias nefastas en el empleo local sectorial. Por ello, es que mientras podamos, debemos mantener la continuidad de las obras, pero de manera muy responsable y estricta, en relación a nuestro protocoló sanitario, dando todas las garantías a nuestros trabajadores para evitar el contagio y mantener el vínculo laboral”, dijo el presidente de la CChC Temuco, Fernando Daettwyler.

La medición levantada por la gremial en La Araucanía arroja que, de acuerdo al estado de obras con paralización completa (86%) en diferentes comunas, está comprometida una inversión de 200 mil millones de pesos que podría derivar en un serio estado de insolvencia para las constructoras, ante lo la cual la Cámara ha adoptado distintas medidas de contensión tanto para proteger la salud de los trabajadores, como para dar continuidad a la relación laboral y al flujo de ingresos.