IMG_6927_edit.jpg
IMG_6927_edit.jpg

CChC entregó 300 cajas de alimentos a trabajadores afectados por la pandemia

27 / 05 / 20

Buscando brindar apoyo a trabajadores de la construcción que perdieron sus puestos de trabajo por la crisis sanitaria del coronavirus en la región, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) inició la entrega de ayuda social para los obreros y sus familias que viven momentos difíciles, con la distribución de 300 cajas de alimentos.

Como Claudio Nahuelfil, carpintero de la comuna de Labranza, quien lleva 50 días sin trabajar desde que cesaron sus funciones por la paralización de obra debido a la cuarentena sanitaria en Temuco, comprometiendo seriamente la situación financiera de su familia.

“Aunque sean 10 mil o 20 mil pesos, ya no salen del bolsillo de uno, y ayudan a seguir adelante, porque la cosa no está buena y estos aportes muestran preocupación por la gente de la construcción (…) De una u otra forma, se nos está ayudando”, expresó el maestro carpintero que resultó beneficiado con la caja de alimentos que la gremial comenzó a repartir en ayuda de aquellos trabajadores finiquitados y en situación de vulnerabilidad.

Esta primera ayuda solidaria será distribuida en la región a través de empresas constructoras asociadas a la gremial, formando parte de las acciones de apoyo al trabajador afectado que impulsa la Fundación Social CChC por medio del Programa de Atención a Cesantes y el Fondo Solidario de Contingencia, que apunta alcanzar a 50 mil trabajadores en el país con donación de alimentos y otros apoyos como orientación social personalizada para trámites asociados el cobro del seguro de cesantía y la búsqueda de empleo, capacitación técnica y la posibilidad de terminar el cuarto año medio de escolaridad, sumado a un bono económico (valorización caja alimentos) que será transferido a la cuenta bancaria del trabajador.

“Por medio de la Red Social de la Cámara, se concretó un aporte inicial de 300 cajas de alimentos con un valor de $20 mil pesos, destinadas a trabajadores de la construcción que perdieron sus trabajos por la crisis sanitaria y económica, entendiendo que esto no resuelve el problema, pero es una ayuda importante para las familias que lo están pasando mal. Como gremio queremos decirles que no están solos y que la ayuda social continuará mientras no mejore la situación actual”, se refirió el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de Temuco, Fernando Daettwyler, quien recalcó el espíritu solidario de la iniciativa e instó a la reactivación económica de la actividad construcción, que durante el primer trimestre móvil registró 77.886 trabajadores en el país que hicieron uso del seguro de cesantía y 32 mil que firmaron el pacto de suspensión laboral, según lo informó el INE.

La presidenta de la Red Social CChC Temuco, Barbara Freitag, participó en la entrega de los alimentos en Temuc, que tuvo lugar en la constructora Del Bosque, explicando que, por la situación de pandemia, se destinaron mayores recursos para alcanzar al máximo de trabajadores finiquitados por empresas socias en el país.

“Nuestra sede (Temuco) es piloto del programa de ayuda social que inició con 300 cajas, pero la ayuda será constante durante el año hasta lograr el máximo posible de atenciones a trabajadores cesantes, acompañándolos y asistiéndoles con programas sociales de capacitación, becas de perfeccionamiento y salud laboral que les permitan emplearse nuevamente”, explicó la arquitecta.

La ayuda social entregada por la CChC Temuco se suma a los esfuerzos del Fondo Privado de Emergencia para la Salud de Chile CPC, donde el gremio constructor participa activamente para contribuir a la mitigación de la pandemia Covid-19, en que ya se ha entregado un millón de mascarillas a la Cruz Roja chilena y se persigue la meta de donar 125 mil cajas de alimentos a las familias más vulnerables en 337 comunas en el país.