1514888.jpg
1514888.jpg

Cambio en normativa estimula a empresas locales a participar de licitaciones por $138 mil millones

09 / 09 / 15

Fueron más de diez años en los que la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) concretaron extensas jornadas de trabajo para mejorar el Reglamento de Contratos de Obras Públicas (DS-75), el que resulta fundamental para que las empresas puedan acceder a las licitaciones que dispone la cartera en materia de infraestructura.

La modificación al Decreto Supremo Nº 75 radica en el incentivo a las empresas regionales para que sean parte de los llamados de propuesta pública generando valor local. El presidente de la CChC La Serena, Martín Bruna, precisó la importancia de esta política de Estado hacia la reactivación económica. "Valoramos la modificación que realizó el Ministerio de Obras Públicas (MOP) al Decreto Supremo Nº 75 que regulaba los Contratos de Obras Públicas, ya que impulsa la actividad económica regional a través de obras de infraestructura. Asimismo, abre espacios para que las pequeñas y medianas empresas inscritas en el registro del MOP participen en las licitaciones públicas", aseveró.

Esto, porque dentro de las disposiciones emanadas desde el MOP está crear consorcios, lo que abre alternativas a la unión de capital humano, tecnología y respaldo financiero para dos o más firmas regionales. "Una de las cualidades de este nuevo lineamiento, a través del cual el gremio trabajó estrechamente con la cartera, es que permite la formación de consorcios, lo que permite complementar capacidades técnicas y capacidad económica", acentuó Bruna.

El representante del gremio constructor en la región agregó que "vemos este trascendental trabajo conjunto con el MOP como un hito dentro del desarrollo de la infraestructura, porque asigna mayor dinamismo y extiende mayores oportunidades en los procesos licitatorios. Esto refleja la alianza público - privada forjada entre la CChC y el MOP en beneficio de la infraestructura regional".

ACCESO A OBRAS MAYORES

Dentro de las modificaciones más importantes se cuenta el acceder a obras de mayor envergadura que mandate el MOP, permitiendo que un contratista inscrito en tercera categoría participe en llamado de segunda categoría, pero hasta un monto que no supere el 30% inferior del nivel superior. Asimismo, se extiende el techo por obra de 180 mil UTM ($8 mil millones) a 480 mil UTM ($21 mil millones).

Esto da pie para que las empresas regionales puedan acceder a una cartera futura de alrededor de $138 mil millones que dispone el Ministerio de Obras Públicas en la zona, donde considera proyectos de las direcciones de Arquitectura, Obras Hidráulicas, Obras Portuarias y Vialidad.

Es así como firmas regionales podrían generar una cadena productiva local -empleo y proveedores- y acceder a construir obras emblemáticas como el Estadio de Vicuña, la Biblioteca Regional, plantas desalinizadoras, costaneras y embarcaderos. "Entre las principales implicancias que tendrá este nuevo proceso de postulación a obras de infraestructura pública, está la competencia al mercado regional, pues elevará el número de actores involucrados y se fomentará la participación de firmas locales", puntualizó Martín Bruna de la CChC La Serena.

Desde la CChC La Serena anunciaron que en el mediano plazo seguirán trabajando en conjunto con la autoridad para conseguir más modificaciones de éste y otros tipos de instrumentos de licitación que potencien la participación de empresas regionales.