Protocolo_sanitario_en_obra_2.jpg
Protocolo_sanitario_en_obra_2.jpg

AUTORIDADES CONSTATARON EN TERRENO IMPLEMENTACIÓN DEL PROTOCOLO SANITARIO DE LA CONSTRUCCIÓN

07 / 10 / 20

El modelo de gestión del protocolo sanitario Covid-19, ha sido implementado en la totalidad de las empresas socias del gremio con obra en Antofagasta.

En las instalaciones del proyecto inmobiliario Torres Nueva Costanera tuvo lugar esta mañana una visita técnica para corroborar en terreno la efectividad del Protocolo Sanitario Covid-19, elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), para resguardar la salud de los trabajadores y la comunidad, previniendo el contagio y propagación del coronavirus al interior de las obras y oficinas de las empresas del sector.

La comitiva integrada por el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Antofagasta Iván Jara, el vicepresidente Maximino Canitrot, y autoridades del Gobierno Regional encabezadas por el intendente Edgar Blanco y los seremis Rossana Díaz, de Salud, Trabajo, Álvaro Le Blanc, Vivienda, Julio Santander, y Economía, Ronie Navarrete, y el jefe de operaciones habitacionales de Serviu Christian Flores, recorrieron las instalaciones del proyecto inmobiliario ubicado en el sector centro – norte de la ciudad.

En el lugar constataron las medidas implementadas por la empresa constructora Marabierto basadas en el Protocolo Sanitario como: control de temperatura y registro de trabajadores al ingreso de la obra, instalación de lavamanos y dispensadores de alcohol gel en diferentes puntos de la obra, adaptaciones en los comedores respetando el distanciamiento físico, instalación de desinfectantes con luz UV en vehículos y espacios comunes, turnos diferenciados para almuerzo, entrega de mascarillas, hasta la desinfección de herramientas en el área de bodega.

“Estamos haciendo una visita multisectorial para poder comprobar los protocolos y cómo se están aplicando en la construcción particularmente. Un trabajo que se inició con la Cámara Chilena de Construcción y con la distintas seremias para poder ir apoyando a las empresas constructoras que sabemos que son generadores de muchas manos de obra directa e indirecta, es por eso que en Paso 2 con los protocolos que se están aplicando ya están volviendo muchas a construir y esperamos que, si es necesario volver a alguna cuarentena, podamos seguir aplicando estos protocolos y, de esta manera, seguir apoyando a que los proyectos avancen porque los proyectos son empleos y los empleos son tranquilidad para las familias. Entendemos que esta situación es compleja, sin embargo, como lo hemos dicho muchas veces tenemos que acostumbrarnos a vivir con el virus para las distintas actividades que desarrollamos y cada protocolo que se vaya desarrollando, que se vaya modificando es importante que se comunique, que se aplique y hoy día hemos visto en esta visita que se están aplicando de forma correcta, se está protegiendo a los trabajadores, se está protegiendo a sus familias”, declaró el intendente regional Edgar Blanco.

Al respecto el presidente de la CChC Antofagasta, Iván Jara, junto con valorar el compromiso del Gobierno Regional por adoptar medidas que controlen la aparición de nuevos contagios, enfatizó en que “la industria de la construcción está más que preparada para enfrentar un regreso paulatino de la construcción con acciones que priorizan la vida,
salud y seguridad de nuestros trabajadores, tal como se ha hecho con éxito en los proyectos de vivienda pública”.

Desde el punto de vista sanitario la Seremi de Salud Rossana Díaz declaró el protocolo de la Cámara de la Construcción es bastante estricto, “entregando a los trabajadores las facilidades para que puedan cumplir, dentro de la faena, con las tres medidas básicas de prevención que son; uso de mascarilla, distanciamiento social y lavado frecuente de manos”.

Por su parte el Seremi del Trabajo y Previsión Social Álvaro Le Blanc, destacó la sintonía existente entre el protocolo sanitario y el Plan Paso a Paso Laboral del Gobierno, asegurando que los trabajadores se reintegren a sus labores cumpliendo con la normativa y exigencias establecidas para resguardar su salud.

Asimismo, el Seremi de Vivienda Julio Santander, comentó que la efectividad del protocolo sanitario fue comprobada en los proyectos de vivienda pública durante la cuarentena, por lo que es “tremendamente satisfactorio ver cómo se están tomando innovaciones, protocolos, anclados al tema de salud para poder seguir adelante”.

EMPLEO

En materia de empleo el Seremi de Economía Ronie Navarrete se refirió a la importancia que tiene la actividad de la construcción en la recuperación de empleo y reactivación económica.

“Hemos verificado el cumplimiento de todas las medidas sanitarias y protocolares para que la construcción pueda funcionar de manera correcta, lo que va a permitir una reactivación en nuestra región de Antofagasta”, señaló Navarrete.

El presidente del gremio constructor local Iván Jara recalcó que “la cuarentena prolongada impacta fuertemente en el empleo de nuestro sector. En Antofagasta estuvieron paralizadas 24 obras privadas, lo que significó que cerca de 8 mil trabajadores no pudieran trabajar, afectando sus ingresos mensuales. Por eso este tipo de acciones
concretas como las que estamos dando a conocer públicamente ahora, con el modelo de gestión del protocolo sanitario demostramos que la construcción segura y reactivadora es posible.”.

PROTOCOLO SANITARIO

El Protocolo Sanitario Covid-19 de la CChC fue lanzado en una primera versión en abril pasado, y considera una serie de acciones para resguardar la salud y seguridad de los trabajadores al interior de las obras, oficinas y comunidad que las rodea.

Son acciones con un estricto y alto estándar de calidad para prevenir el contagio y propagación del coronavirus, que se aplican desde el traslado de los trabajadores, ingreso a obra, durante la jornada laboral y término de la misma.

Esto ha permitido que la tasa de contagio en la construcción sea de 3 x 1.000, seis veces menos que a nivel nacional, según datos de la Asociación de Mutualidades. Por lo tanto, la obra es un lugar más seguro para el trabajador que durante los días de cuarentena que no pudo trabajar, debió en muchos casos, buscar otro tipo de ingreso exponiéndose a salir a la calle, poniendo en riesgo su salud y la de su familia.