DJI_0340.antof.jpg
DJI_0340.antof.jpg

Antofagasta lidera el ranking nacional de las áreas metropolitanas con mejor calidad de vida urbana

07 / 05 / 19

  • La ciudad se ubica dentro de las primeras 19 comunas con rango superior.
  • La capital regional se ubica por sobre el promedio nacional en Condiciones Laborales, Ambiente de Negocios, Condiciones Socioculturales, Conectividad y Movilidad.
  • La dimensión Vivienda y Entorno se ubica en el rango promedio, mientras que Salud y Medio Ambiente está por debajo del promedio.

En el primer lugar de las áreas metropolitanas de Chile se encuentra Antofagasta en el ranking de calidad de vida, según el Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) elaborado la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El estudio entrega una referencia sobre la provisión de bienes y servicios, públicos y privados, analizando 99 comunas del país con población cercana o superior a 50 mil habitantes, en seis dimensiones; Vivienda y Entorno, Condiciones Socioculturales, Condiciones Laborales, Ambiente de Negocios, Conectividad y Movilidad, y Salud y Medio Ambiente, siento esta última la única dimensión bajo el promedio nacional.

Con un índice de 59,29 para nuestra ciudad estar en el rango superior significa alcanzar un índice por encima del promedio nacional (58,0), compartiendo la misma categoría con comunas como Concepción, Valdivia, Santiago, Iquique y Puerto Varas.

El presidente de la CChC Antofagasta Andrew Trench señaló que el ICVU de este año “muestra un escenario bastante positivo por cuanto deja a la comuna en el primer lugar, y única área metropolitana en rango superior de calidad de vida urbana. Y es destacable además estar entre las primeras veinte comunas a nivel país en rango superior, lo que demuestra el trabajo colaborativo de los distintos actores de la ciudad reflejado en las alianzas públicas, privadas y ciudadanas que han ido tomando fuerza en Antofagasta, definiendo desafíos y objetivos comunes”.

Según el ICVU nuestra comuna está sobre el promedio o rango superior en cuatro dimensiones claves como son: Condiciones Laborales, Ambiente de Negocios, Condiciones Socioculturales, Conectividad y Movilidad, mientras que Vivienda y Entorno se encuentran en el rango promedio, sin embargo, en la dimensión Salud y Medio Ambiente figuramos bajo el promedio.

Al respecto el representante del gremio constructor agregó que todavía queda trabajo por hacer en materia de salud y medio ambiente, siendo el ICVU un buen antecedente a considerar para adoptar medidas orientadas a mejorar las variables que considera esa dimensión del índice.

ICVU NO ES COMPARABLE CON AÑOS ANTERIORES

Cabe mencionar que conforme el procesamiento estadístico que se aplica, no se pueden comparar los valores obtenidos de un año respecto al otro. Hay dos razones que lo sustentan, la primera, porque cada año que se calcula el ICVU hay cambios de algunas variables en virtud de la búsqueda de obtener mejores variables explicativas, actuales, confiables y que abarquen todas las comunas evaluadas. Y la segunda razón, porque al aplicar el método de Análisis de Componentes Principales (PCA) no necesariamente se seleccionen variables que sí fueron seleccionadas en años anteriores.

CALIDAD DE VIDA, RECURSOS Y GESTIÓN MUNICIPAL

La novena versión del ICVU también exploró la relación de la calidad de vida urbana con la disponibilidad de recursos y la gestión de estos por parte de los municipios.

Arturo Orellana, coordinador del equipo de trabajo UC, explicó que “es evidente que existe una alta correlación entre disponibilidad de recursos y calidad de vida urbana, pero una conclusión interesante del análisis de este año es que las comunas con mejor calidad de vida urbana son aquellas que obtienen mayoritariamente sus recursos de una vía distinta al Fondo Común Municipal (FCM)”.

“De hecho, para 18 de las 19 comunas del rango superior de calidad de vida urbana (excepto Valdivia), el FCM representó menos del 30% de sus ingresos, lo que a su vez significa que el grueso de sus recursos provino de otras fuentes, como pago de contribuciones y patentes”, agregó.

El experto complementó este antecedente destacando lo contradictorio que resulta que, “sabiendo la importancia de que los municipios puedan generar recursos propios, que complementen lo que obtienen vía Fondo Común Municipal, muchos de ellos tengan casi descartada una fuente clave de financiamiento como es el pago de contribuciones”.

“En promedio, el 85% de las propiedades emplazadas en las comunas del rango inferior de calidad de vida urbana no paga contribuciones. En las 19 comunas del rango superior de calidad de vida urbana, solo el 32% de las propiedades, en promedio, está exenta de este pago”, señaló Orellana.

El profesional de la UC también sostuvo que existen comunas que, “con un menor gasto relativo por habitante y, por ende, con una mejor gestión, se ubican en el nivel superior de calidad de vida. Los casos más valorables son: Machalí, Valdivia, Concepción, Talcahuano y San Miguel, cuyo gasto municipal anual, en el período 2015-2017, promedió menos de $200.000 por habitante”.

A nivel local la dependencia de Antofagasta del FCM es de 14%, mientras que el gasto municipal anual por habitante supera apenas los $200 mil pesos, comparado con los más de $700 mil pesos que perciben las tres primeras comunas: Vitacura, Providencia y Las Condes.

“Por eso es muy importante promover y seguir insistiendo en que las grandes empresas con sus áreas productivas instaladas en la región paguen sus tributos en la ciudad”, comentó Trench.