DSC04947-250x175.jpg DSC04947-250x175.jpg

Cámara Chilena de la Construcción Rancagua entrega propuestas para la descentralización

Con el fin de contribuir con proposiciones concretas al debate y la legislación sobre la descentralización de nuestro país, que permitan estimular el progreso equilibrado del territorio nacional y de sus comunidades, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), con la asesoría del Instituto de Desarrollo Local y Regional, IDER, de la Universidad de La Frontera, elaboró el estudio “Propuestas para un Chile descentralizado 2030”, el cual contempla 40 propuestas que son fruto del arduo trabajo que realizó la Comisión de Descentralización de CChC.

Gonzalo Díaz, presidente de CChC Rancagua planteó que “estamos convencidos de que no seremos un país desarrollado sin el progreso de las regiones, proyectamos una serie de acciones complementarias a la ‘Propuesta de Política de Estado y Agenda para la Descentralización y el Desarrollo Territorial de Chile’, elaborada por la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización. Entre ellas, consideramos que para la implementación de cualquier proceso de descentralización es fundamental la generación de un Sistema de Información Territorial que administre y actualice de forma constante y eficiente el estudio de los territorios, con miras a generar indicadores objetivos y actualizados para la toma de decisiones públicas y la evaluación de proyectos de inversión de carácter privado”.

Del mismo modo, el presidente de la Cámara local indica que “estimamos primordial que se modifique el Sistema Nacional de Inversiones y que considere la rentabilidad territorial como una variable fundamental a la hora de priorizar la distribución de los recursos estatales. También ponemos énfasis en la relevancia del fortalecimiento de las capacidades locales, en sintonía con la propuesta de la Comisión Asesora Presidencial”.

Asimismo, para la CChC es esencial el desarrollo de infraestructura regional que permita hacer más competitivas a las regiones.

Finalmente, Díaz indica que “por último, proponemos la creación de una agenda público-privada de descentralización, con un cronograma de trabajo hasta el año 2030; y que se implemente un plan piloto de descentralización que permita avanzar gradual y sistemáticamente en la concreción de un anhelo tan justo como imprescindible para el bienestar de todos los chilenos: construir entre todos una nación más descentralizada y con más desarrollo económico, social y territorial”.