MNB-2-e1388156189724.jpg
MNB-2-e1388156189724.jpg

CChC Copiapó participó de Misión Noche Buena

27 / 12 / 13

Con una importante colaboración de los socios, el gremio donó cajas con alimentos que fueron distribuidas entre familias de escasos recursos en Atacama.

En una ceremonia llevada a cabo en dependencias de la empresa Emelat, en Copiapó, se cerraron dos meses de campaña donde se juntaron cajas con alimentos para ser repartidas en la III región. El saldo final fueron 1.500 cajas, que fueron donadas por distintas instituciones, entre las que figuró de manera importante el gremio de los constructores, que este año lideró la campaña.

“Tenemos muchas actividades en el ámbito social, pero una de las más importantes para nosotros es Misión Noche Buena. Nuestros socios colaboraron con muchas cajas con alimentos, por lo que agradezco su participación y siento que hemos aportado con un pequeño granito de arena, lo que me enorgullece y, por lo mismo, me pone muy contento”, comentó en la actividad Alberto Guerrero Mercado, Presidente del Comité de Red Social de la CChC Copiapó.

En la actividad también estuvo el Obispo de Copiapó, Monseñor Gaspar Quintana Jorquera, que también comentó la satisfacción de haber logrado ayudar a muchas familias con esta campaña. “Misión Noche Buena es un hermoso gesto solidario, que nos ayuda a compartir lo que tenemos, dando un poco de nuestro corazón, de nuestra vida, para que otros sean felices. En este sentido, me siento muy feliz de esta iniciativa”, comentó al respecto durante la actividad.

Una vez finalizado el cierre de la campaña, se realizó una larga cadena humana entre los presentes, para trasladar las cajas hasta camiones que tuvieron como destino distintos puntos de la capital regional. De esta manera, una parte de lo que se logró juntar gracias a los socios de la CChC Copiapó, fue traslado hasta la Iglesia San Juan Bautista.

“Me parece una campaña muy importante, tomando en cuenta que hay muchas familias que lo necesitan, sobre todo adultos mayores. Esto nos engrandece a nosotros como personas, también hay que valorar el esfuerzo y disponibilidad que tiene la Cámara para ayudarnos. Para nosotros existe una satisfacción plena en el sólo entregar, sin esperar nada a cambio, es todo de corazón”, comentó al respecto de la donación, Eleonor Maluenda, encargada del proceso prebautismal y catequesis familiar de la misma parroquia.